Vengadores 4 (Endgame): Todo encaja como un guante...

Porque todo gira en torno a un guante, claro. El guante de Thanos, ese que con un chasquido se ha cargado la mitad del universo. El que tiene las seis piedrecitas de colores, con más peligro que un mono con dos pistolas. Bueno, pues ahí está la madre del cordero, el alfa y el omega. Pero después del desaguisado que armó el de la cara azul y el mentón como un escroto... ¿tendrá solución?

El maltrecho universo ha sufrido la barbarie de Thanos, y poco a poco se está recomponiendo, igual que los Vengadores (Avengers, en inglés). Pero resulta que fortuitamente, alguien aparece de la nada (la nada cuántica, no haré spoilers...) con la remota oportunidad de poder arreglar las cosas. Entonces esos supervivientes -cada uno ha empezado una vida completamente diferente a la que tenían de superhéroe- se volverán a reunir para arreglar las cosas.

Han sido 21 películas del universo cinemático de Marvel, que se han hecho literalmente para encajar en este colofón que es lo más de lo más. Tanto para el amante de los cómics, como para el seguidor de las películas. O da igual, aunque no hayas leído un cómic en tu vida, o no hayas visto ninguna película de Iron Man, Thor, El capitán América, Spiderman, Dr. Extraño, Pantera Negra o la Capitana Marvel. En cualquier caso el menú está lo suficientemente bien diseñado para te hartes: son casi tres horas con mucha enjundia y fundamento. Porque ya no es cuestión de muñequitos hechos por CGI, ni explosiones. No. Es mucho más, es un guión profundo, con calado, donde los personajes se desarrollan todos. Porque todos tienen derecho a sus 15 segundos de gloria (aunque en realidad son más de 15 segundos, claro...), y lo tienen. De sobra. No se escapa ni uno. Y están todos los que son y son todos los que están. No falta nadie. 

No era fácil hacer el encaje de todos los argumentos, la confluencia perfecta en este sobrecogedor final donde todas las líneas argumentales que se han ido lanzando a lo largo de los años se van solucionando, sin faltar una. Este notable ejercicio hace que quizás sea ésta la película más profunda de todo el universo Marvel, donde empezamos a conocer más profundamente a los personajes. No solo a sus superpoderes -cosa que en Marvel, desde sus inicios, siempre ha sido secundario- sino a sus motivaciones, sus perfiles, sus deseos, sus frustraciones, sus logros, sus miedos y sus valores. Esta (enorme) galería de personajes se va entremezclando, enhebrando como un hilo, para ir paulatinamente conformando el tejido de todo el guión. Es como si por fin, pudiéramos mirar con perspectiva y sin taparnos parte de los ojos, toda la historia que nos han ido mostrando poco a poco. Ahora todo se ve bien, enterito, sin cortapisas, sin sugerencias. Y lo entendemos todo a la perfección, porque todo encaja. Y tengo que decir en favor de Disney, que ha permitido que Marvel tenga un tono adulto que sinceramente, no me esperaba a estas alturas. Si, de acuerdo, hay chistes -que creo que en esta ocasión (y con prácticamente todos los personajes), encajan a la perfección y no están fuera de tono- pero además es que estamos con una película mucho más profunda, una especie de fin del camino. Un cruce final de carreteras donde encontramos la razón última todo lo que ha empezado.

El tormento y el éxtasis de cualquier amante del cine de aventuras, de ciencia ficción y de los cómics. El santo grial de las adaptaciones del cómic al cine, a gran distancia (y diferencia) de lo que hemos visto hasta ahora. Tormento porque vemos que todos esos argumentos desgranados en todas las películas, han llegado a su fin, y no hay más. Y éxtasis, porque estamos asistiendo al más espectacular, vistoso, sobrecogedor y alucinante film de superhéroes que jamás hayas podido ver. No se puede hacer mejor. En ese sentido, aplaudo sinceramente esta sobredosis que nos han planteado con este fin de juego, el final de todos los finales. El unicornio que todos esperábamos ver desde hace años. Bueno, pues ya está aquí. Es éste.

Aunque siempre he tenido debilidad por Alan Silvestri -que realizó la ya famosa fanfarria de la primera de las películas de los Vengadores- ahora se luce aún más y lleva la película hasta cotas épicas realmente impresionantes, una maravillosa banda sonora que está a la altura de las alucinantes imágenes.

Además, lo mejor de todo es la complicidad que se desarrolla con el espectador con todos los superhéroes, que ya hemos conocido anteriormente y que se han definido: ahora ya sabemos cómo van a actuar, qué van a hacer, cómo se van a desarrollar...aunque también hay un cierto margen para la sorpresa, ya que hay elementos novedosos para todos (y me sigo mordiendo el labio para no hacer spoilers, porque realmente tengo ganas...).

Lo dicho, un goce y un disfrute como he visto pocos en una sala de cine. Porque aunque yo sea un ferviente defensor de las series de televisión, de la pequeña pantalla, de youtube, de internet, de los videoclips... esta película hay que verla en un cine. A ser posible, con un pantallón cuanto más grande mejor. Y con un sonido que atrone, cuanto más, mejor. Es lo suyo. Es como un enorme castillo de fuegos artificiales, que no cabe en una cajita, o en unas gafas de realidad virtual. Porque con la realidad real (o todo lo real que pueda ser) es como se disfruta de verdad. Porque se disfruta un huevo, seas o no amante de los cómics. Aunque si lo eres (como yo) entonces es casi un maravilloso delirio. Hala, a darse un atracón. Pero bien orquestado, no es ninguna chapuza. Los hermanos Russo han sabido darle un aire diferente, renovado a lo creado por Joss Whedon, que estaba prácticamente agotado después de "Avengers 2 (La era de Ultrón)".

Me he dicho a mi mismo que no haría ningún spoiler en la crítica (que me ha costado, no creas...) pero sólo haré uno leve: no te quedes en los créditos porque no hay escenas añadidas. Claro, resulta obvio ¿no? Ya se ha cerrado el chiringuito de la 3ª fase cinemática de Marvel. Pero tranquilo, no te preocupes, porque argumentalmente se han dejado los mimbres suficientes como para que la saga Marvel siga. Habrá una cuarta, y por lo que hemos visto en este Endgame, de fin de juego nada. Habrá extra bonus, y vidas extra, y más historias, y más personajes, y más, y más... Y ojalá que siga así. 

TRAILER


No hay comentarios: