Fin de la batalla digital de HD: ganó el Blu-Ray

Ya vivimos una guerra comercial parecida con la aparición de los videos. ¿No se acuerda ya nadie de lo fantástico que era el sistema Betamax, pero que por culpa de la brutal cerrazón de Sony a popularizarlo, se quedó obsoleto frente al VHS, que tenían el resto de marcas? ¿Tampoco se acuerda nadie del sistema 2000, que tenía videocassettes reversibles, y que pasó lo mismo porque Grundig hizo lo mismo que Sony -esto es, no ser más tolerante con las licencias de fabricación y quedarse exclusivamente con todo para ellos solos-? Bueno, pues otra batalla se ha estado librando hasta hace muy poco tiempo entre el HD-DVD (de Toshiba) y el Blu-Ray (casi el resto de fabricantes). Había además un cisma entre las productoras de cine, que se dividían entre uno y otro formato para alcanzar un estándar del DVD en alta definición. Ha tenido mucho que ver que grandes marcas como Sony hayan hecho compatible, por ejemplo, la PlayStation 3 con el Blu-Ray, así como otras marcas (Panasonic, Philips...). El colmo y la batalla ha finalizado cuando las pocas productoras que apoyaban el HD-DVD, Paramount y Warner, han anunciado que ya no volverán a editar películas en HD-DVD. Probablemente asisteremos durante unos meses a una compatiblidad "forzada", pero a la larga, la batalla del DVD de alta definición ha vuelto a decantarse por el sistema más popular y por una vez, por el que tiene mayor calidad. Apoyado por Philips y Sony, el blu-ray es un formato de disco óptico para almacenar video de alta calidad. El modelo básico puede almacenar hasta 25 gb de información (frente a los habituales de 4,3 gb de un DVD convencional), el de doble capa hasta 54 gb. e incluso TDK ha mostrado modelos de 4 capas con 100 gb. El HD-DVD ha sido apoyado por NEC, Toshiba, Sanyo y Microsoft -por cierto, otra apuesta fallida de la empresa de Bill Gates-. El modelo básico es de 15 Gb, el de doble capa de 30 gb, y el de triple capa de 45 Gb. Las cifras cantan, pero hasta ahora el HD-DVD había tenido más aceptación por no tener que cambiar sustancialmente la fabricación de Discos, y tener compatibilidad casi transparente con los antiguos DVD.
Aunque ambos sistemas se basan en la tecnología del láser azul, al parecer el Blu-Ray será más caro que el HD-DVD, y al parecer era más sensible a las rayaduras -pero según las últimas informaciones, se ha corregido-.
El caso es que ya tenemos un nuevo estándar en video digital de alta definición, que ofrecerán imágenes de hasta 1980x1020. A correr para comprar nuevos reproductores, grabadores, películas.... Vale, de acuerdo que la alta definición ofrece mucha mayor calidad de imagen y sonido, pero... ¿hasta donde nos van a vender? ¿Merece realmente la pena?

1 comentario:

sr.rielo dijo...

me gustan tus haikus sigue adelante compañero