Spielberg rechazó adaptar Harry Potter

Se está convirtiendo en un clásico. Cada poco tiempo aparecen noticias sobre antiguos o nuevos proyectos parados o descartados por Steven Spielberg. Un artículo de Los Ángeles Times acaba de sumar a esta lista la saga protagonizada por el joven mago más famoso de la historia, Harry Potter. Con la primera entrega de 'Harry Potter y las reliquias' a la vista (se estrena el próximo 19 de noviembre) y el cierre de dicha entrega y la saga al completo en el horizonte (prevista para el 11 de junio de 2011), el diario norteamericano revela que el Rey Midas del séptimo arte rechazó colaborar en las adaptaciones de los libros de J.K Rowling cuando estos aún no estaban en las librerías estadounidenses. Warner adquirió los derechos de 'Harry Potter y la Piedra Filosofal' y de las tres siguientes aventuras del mago cuando las ventas de la saga comenzaban a despegar en el Reino Unido. Entonces Warner propuso a DreamWorks (Spielberg es copropietario) colaborar en la adaptación y los estudios rechazaron la oferta. Tiempo después, cuando Potter era casi tan famoso como la Reina de Inglaterra, Spielberg intentó recuperar la oferta introduciendo una modificación: la película sería animada y mezclaría los dos primeros libros de la saga. El resto ya lo sabemos, Warner decide apostar por un Harry Potter de carne y hueso para mayor gloria de su protagonista, Daniel Radcliffe. El director y productor tiene varias cintas pendientes de estreno. Las más inminentes se llaman 'War Horse' protagonizada por Emily Watson y 'The Adventures of Tintin: The secret of the unicorn', superproducción basada en el personaje creado por Hergé.

2 comentarios:

Awesome Filmmaker dijo...

La explicación de que Spielberg no se embarcara en la producción salió a la luz en la prensa y se debió a que no llegó a un acuerdo con J. K. Rowlings. Spielberg tenía la idea de que si no cambiaba la nacionalidad de Potter a estadounidense, las películas no iban a tener éxito en U. S. A. Millones de espectadores después habrá podido comprobar que no hacía falta. De ahí que haya permitido que Tintín mantenga su nacionalidad...

Federico Casado Reina dijo...

Si, además es curioso que J. K. Rowling haya trascendido en que los directores de la franquicia puedan ser de cualquier nacionalidad, pero los actores que aparecen en la saga de Harry Potter, TODOS tienen que ser británicos. Eso fue imposición de la autora, a la Warner, un término innegociable.