Lars Von Trier dice que es nazi en la rueda de prensa de 'Melancholia'

Este año el Festival de Cannes está que arde. Entre los piratas, los abucheos a Terrence Mallick y la sorpresa de 'The artist', nos faltaba el más polémico de todo el certamen: Lars von Trier, quien no ha decepcionado, al menos en la rueda de prensa. Tras la presentación de 'Melancholia', su última película, de la que se han oído muy buenas críticas y se comenta que podría poner en un aprieto a Mallick, al final los asistentes del Festival van a tener titulares mucho más jugosos.Atentos a lo que soltó por esa boquita el director danés: "Durante mucho tiempo pensé que era judío y era feliz de ser judío. Entonces conocí a Susanne Bier (directora judía) y ya no era tan feliz. Pero entonces descubrí que realmente soy nazi. Mi familia era alemana. Y eso me dio un poco de placer. ¿Qué puedo decir? Entiendo a Hitler... me identifico con él un poco".Con semejantes declaraciones, la sala comenzó a encenderse, ¿era cierto lo que acababan de oír? Siempre hemos sabido que Lars von Trier es un director muy peculiar y ácido, pero de ahí a soltar que es nazi... Por suerte, intentó arreglarlo: "no significa que esté a favor de la II Guerra Mundial y no estoy en contra de los judíos, ni siquiera de Susanne Bier. De hecho, estoy bastante a favor de los judíos. De todos. Bueno, Israel es un grano en el culo pero..." Y la vuelve a cagar... Las protagonistas de la película, Kirsten Dunst y Charlotte Gainsbourg, no sabían dónde meterse. Más aún cuando más tarde, el director dijo que trabajaría con ellas de nuevo... en una película porno de 3 o 4 horas "con mucho sexo incómodo". Además, siguiendo con el juego de su ideología, comentó acerca de la posibilidad de hacer una superproducción "sí, a los nazis nos gusta hacer las cosas a gran escala". Esperemos que todo sean las típicas bromas políticamente incorrectas de von Trier. Tras una serie de perlas más, todas rozando la ironía y la locura, Lars von Trier nos recomienda 'Melancholia' de la siguiente manera: "Puede que sea una mierda. Espero que no. Pero hay quizás una gran posibilidad de que realmente no merezca la pena verla". ¿A quién vamos a hacer caso, al director nazi o a los críticos?

No hay comentarios: