Paramount Pictures luchará para evitar la secuela de '¡Qué bello es vivir!'

Todos aquellos que se quedaron descompuestos tras el anuncio de que se estaba preparando una secuela de '¡Qué bello es vivir!', podrían descansar tranquilos después de leer esta noticia. A los que siempre se preguntaron qué fue del nieto de George Bailey y su hija, puede que cojan un disgusto soberano.

Paramount Pictures, productora poseedora de los derechos de la película dirigida por Frank Capra, se ha quedado igual de sorprendida tras la confirmación de que se rodaría una secuela de uno de sus clásicos más aclamados (e imperecederos). Variety ha contactado con la major para conocer más detalles sobre el proyecto, auspiciado por las productoras independientes Star Partners y Hummingbird Productions, y parece que no tenía ni idea sobre este proyecto, ni mucho menos, tiene la intención de permitir que se lleve a cabo a no ser que lleguen a un acuerdo.

"Ningún proyecto relativo a '¡Qué bello es vivir!' puede llevarse a cabo sin una licencia de Paramount. Hasta la fecha, estas personas no han obtenido ninguno de los derechos necesarios y se tomarán todas las medidas apropiadas para proteger esos derechos".

Recordemos que durante muchos años, por un error administrativo, '¡Qué bello es vivir!' pasó a ser de dominio público y por ello copó la programación de las televisiones en la temporada navideña. Sin embargo, Paramount Pictures recuperó los derechos de forma satisfactoria en 1998 y desde entonces ha sido la que se ha encargado de explotarla en el mercado. Aunque por las palabras de Allen J. Schwalb, mandamás de Star Partners, parece que no está muy seguro de que verdaderamente la película sea, a pleno derecho, propiedad exclusiva de Paramount.

"Hemos invertido mucho tiempo, dinero e investigado para anticiparnos a creer que no estamos infringiendo los derechos de autor. Si alguien considera que tiene una demanda legal, estaremos encantados de hablar con ellos. Creo que la resolución debe hacerse de forma amistosa, en la línea del espíritu positivo del proyecto".

Pese a los pensamientos de Schwalb, es difícil pensar que una película titulada 'It's a Wonderful Life: The Rest of the Story', que mantiene a algunos de los personajes y con un argumento prácticamente calcado al del original consiga ver la luz sin el consentimiento de Paramount Pictures. La única posibilidad es que se desembolse una suma generosa de dinero, pero teniendo en cuenta que el presupuesto de esta secuela oscilaría entre los 25 y 35 millones de dólares, dudamos que tengan el capital suficiente para afrontar la sustanciosa suma que pediría el estudio.

 

Una secundaria recogiendo las riendas


Según las primeras informaciones, la historia de 'It's a Wonderful Life: The Rest of the Story' recuperaría a Zuzu en forma de ángel, mostrando a uno de los nietos de George Bailey, que se llamará igual que su abuelo, cómo sería el mundo si él nunca hubiera nacido. El reparto ya contaba con un nombre confirmado: Karolyn Grimes, que interpretó en la original a Zuzu, hija de George Bailey, y que lleva sin actuar en la gran pantalla desde los 12 años (ahora tiene 73). Sin embargo, entre sus logros está el haber sido la encargada de decir la frase más famosa de la película protagonizada por James Stewart: "Cada vez que suena una campana, un ángel consigue sus alas".

No hay comentarios: