Xmen: días del futuro pasado: Maravillosa Borrachera Mutante

Xmen: días del futuro pasado
Director: Bryan Singer
Guión: Simon Kinberg (Historia: Simon Kinberg, Matthew Vaughn, Jane Goldman)
Música: John Ottman
Fotografía: Newton Thomas Sigel
Reparto: James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Ian McKellen, Patrick Stewart, Hugh Jackman, Ellen Page, Shawn Ashmore, Omar Sy, Peter Dinklage, Evan Peters, Halle Berry, Lucas Till, Daniel Cudmore, Booboo Stewart, Bingbing Fan, Adan Canto, Josh Helman, Larry Day, Amelia Giovanni

Seguramente ya conoces mi afición por los cómics, y estaba esperando esta película como agua de mayo. A raíz de un inesperado viaje a Irlanda, he tenido ya la oportunidad de verla, dos semanas antes de su estreno en España y la verdad es que Bryan Synger, después de haber cometido una de las mayores estafas en el mundo de los superhéroes con su película "Supermán Reborn" (será que no se le dan bien los personajes de la DC), ahora se ha vuelto a redimir con esta nueva aventura de los Xmen donde pone toda la carne en el asador para realizar la que probablemente sea la mejor película de personajes Marvel llevados al cine. Es cierto, tengo debilidad por los mutantes (más incluso que por los Vengadores...) pero es que aquí se ha lucido. En todo y por todo.

Recapitulando un poco y contextualizando la película, el guión se basa en un cómic de los míticos Chris Claremont, John  Byrne y Terry Austin, en los números 141 y 142 de la colección "Uncanny Xmen", del mismo título (Días del futuro pasado) en la que Kitty Pryde (alias, Gata Sombra) vuelve del futuro para avisar a sus compañeros de un posible y terrible futuro en el que los mutantes han sido encarcelados en campos de concentración tras una brutal guerra anti mutantes. Una vez establecida la conexión temporal de sucesos, tanto el profesor Xavier como Magneto se alían para enviar al pasado a Lobezno para que encuentre el suceso que desencadena los acontecimientos, y así poder cambiar el futuro.

Esta película es como una enorme borrachera, un empacho de espectacularidad, tanto si te gustan los cómics como si no, porque tiene la arquitectura perfecta de una película de aventuras: personajes atractivos, con una gran historia detrás -y no hablamos solo de Lobezno, la gran estrella del show interpretado por un más que acertado Hugh Jackman (como siempre), sino también de Mística, interpretada por la ganadora de un Oscar Jennifer Lawrence, de Magneto, encarnado por Ian McKellen y Michael Fassbender, del Profesor Xavier, dividido entre Patrick Stewart y James McAvoy...- factura impresionante (tanto el 3d como en 2d) y por supuesto, unos efectos visuales apabullantes, de los mejores que he visto jamás. Un verdadero atracón de grandiosidad cinematográfica, que además no quedan sólo en fuegos artificiales, sino que al igual que el cómic, es una reflexión sobre la tolerancia, la igualdad, y un alegato contra el racismo.

Resulta verdaderamente admirable cómo han sido fieles al cómic original argumentalmente y cómo han sabido enlazar con todas las películas anteriores de los Xmen (desde las dos primeras de Synger hasta la de Orígenes o la de First Class, de la que es directa heredera). Todos los actores han repetido y se han aumentado con la presencia del personaje de Bolivar Trask (interpretado por uno de los protagonistas de Juego de Tronos, el famoso enano Peter Dinklage) y Josh Helman, dando vida a un joven y ambicioso William Stryker. Y por supuesto, para todos los seguidores de los mutantes de los cómics marvel, les han pegado una ración sobrada con la presencia de Coloso, Bestia, Bishop, el Hombre de Hielo, Pícara, Tormenta, Sendero de Guerra, Mancha Solar, Blink, Mercurio (en varias inolvidables apariciones donde podemos observar su manejo de la velocidad)... como ya digo un auténtico empacho, en el mejor sentido de la palabra, del universo mutante de Marvel. Y lo que es mejor, llevado a la pantalla con gusto, rigor, efectividad y acierto.

Me ha sorprendido mucho igualmente el gran trabajo de guión en los personajes, en particular los dos grandes pilares del film como son Charles Xavier (El profesor X) y Erik Lehnsherr (Magneto) y en el atormentado personaje de Bolivar Trask, el inventor de los temibles robots llamados "Centinelas", azote de mutantes a los que dan caza incansablemente. En el caso de Xavier, vemos a un joven inexperto y amargado, que con tal de recuperar la movilidad de las piernas es capaz de sacrificar sus poderes telepáticos; y si hablamos de Magneto, nos asomamos al abismo de una voluntad vengativa y determinada a hacer prevalecer a los mutantes por encima de los humanos normales ante el temor de ser rechazados. Una lucha interna en la que también están directamente implicados el ya citado Dr. Trask e incluso todo el imaginario histórico de Estados Unidos, que está ejemplarmente encajado dentro del guión del film, que es tan complejo y bien encajado como original.

Tengo que señalar igualmente que aunque no suelo ser aficionado a ver las películas en 3D, esta sí que la vi así y realmente mereció la pena, ya que el lugar donde tuve oportunidad de verla fue el cine Savoy, el más viejo de toda Irlanda, y uno de los más viejos del mundo; pero que mantiene intacta toda su grandeza, con todos los adelantos técnicos y comodidades de hoy día, y el sabor y la grandiosidad del espectáculo del cine, que desgraciadamente se está perdiendo.

Una experiencia del todo recomendable, disfrutable, impecable, y con un final, realmente "APOCALÍPTICO". No digo más...

TRAILER


1 comentario:

Daniel M Trejo dijo...

Me gusto la pelicula, peroooo, eso de que encaja con las otras, peliculas jajajajaja y mas jajaja, decian que resolveria los problemas de incongruencia de las peliculas anteriores, pero es todo lo cantrario te deja mas vacios