Ocho apellidos catalanes: Un gran salto... hacia atrás

Ocho apellidos catalanes

Director
Guión
Borja Cobeaga, Diego San José
Música
Roque Baños
Reparto


Dani RoviraClara LagoKarra ElejaldeCarmen MachiBerto RomeroBelén CuestaRosa María SardàAlfonso SánchezAlberto RodríguezAgustín Jiménez
En 2014 todos nos quedábamos un poco asombrados porque una película de perfil tan bajo se convirtiera de repente en la más taquillera del cine español: vale, tenía a uno de los directores más curtidos de la llamada "comedia madrileña", Emilio Martínez-Lázaro, y que también dirigió "El otro lado de la cama" (otro notable éxito en el cine español). Vale, parece que el realizador tenía cogida la medida de la comercialidad con cierto marchamo de calidad, pero es que "Ocho apellidos vascos" era tan flojita, tan falta de pretensiones, tan inocua, tan infantil... que no era esperable tanto éxito. Quizás fuera por la ayuda de Mediaset (o sea, Telecinco) a la hora de la difusión, o bien por la presencia de famosos rostros televisivos (como el de Carmen Machi)... pero el caso es que arrasaron y convirtieron -al parecer, muy a su pesar, por lo que les agobia la fama -a dos actores relativamente desconocidos como Clara Lago -casi en su primer papel protagonista, a excepción de "Tengo ganas de tí"- y Dani Rovira -monologuista habitual de Paramount Comedy, pero inédito en la gran pantalla...- en dos auténticas estrellas del cine español (ver su entrevista en El Hormiguero). Bueno, pues que se queden tranquilos y no se sientan tan agobiados por los autógrafos y las peticiones de selfies de sus fans, porque tras ver esta segunda parte, estoy convencido que su fama cinematográfica se esfumará en menos de un año. O de medio.

Porque si "Ocho apellidos vascos" tenía su gracieta -dentro de lo traído por los pelos que estaba todo-, ahora su segunda parte tiene más pretensiones, sacando pecho a todo meter... y precisamente eso es lo que le pierde, porque ahora los chistes ya se pasan de graciosos, creyendo que tienen cogida la medida al género, y no funcionan. O no lo hacen tan bien como antes, existe como un regusto a manido en muchas secuencias, que parecen pensadas e ideadas con un calzador o con una plantilla, para que funcionen. Y lo peor es que la mayoría de las veces, no lo hace. O lo hace mal. Un gran salto... pero hacia atrás. Por cierto, aparte de por la evidente razón comercial de emular a la primera parte... ¿qué razón hay porque esta película se llame "Ocho Apellidos catalanes"? En la primera parte era por el requerimiento que Koldo le hacía a Rafa para demostrar su origen vasco...y ahora se queda en una inverosímil anécdota que no viene a cuento. Fatal, vamos... que se han lucido Borja Cobeaga y Diego San José.

Argumentalmente, esta saga comienza cuando Koldo viaja a Sevilla para avisar a Rafa que Amaia se va a casar...con un catalán. Las alarmas se disparan y viajarán a la boda para comprobar que prácticamente todo está perdido y el sevillano intentará a la desesperada recuperar el amor de la vasca in extremis...

Se nota que ahora se tira con pólvora de Rey, y que a la película no le ha faltado un peregil: si antes contábamos con Carmen Machi, ahora contamos con Berto Romero y con la gran Rosa María Sardá, un activo muy importante en la cinta, ya que la catalana es un nombre sólido por derecho propio en la escena española, en la televisión, en el cine o donde sea. Una artistaza como la copa de un pino que borda cada secuencia en la que aparece. Como también lo hace un Karra Elejalde que es con diferencia lo mejor de la película, en un registro tierno y cómico que puede decirse que es el mejor en toda la trayectoria artística del actor vasco -a pesar de que yo tengo debilidad por Elejalde en sus papeles serios, como en "La madre muerta" o "Días Contados"-. En cambio, y a pesar de los esfuerzos de Berto Romero para componer el papel del odioso hipster catalán, no termino de tragármelo. Quizás sea la barba postiza que le han colocado, o el tono extremo del personaje, que me chirría. O quizás sea por la comparación con los monstruos Elejalde, Machi y Sardá... pero es que cada vez que aparece en pantalla casi me duelen los ojos (y los oídos) en la mayoría de los chistes (aunque reconozco que unos pocos funcionan).

El arranque de la cinta es muy lento, largo y aburrido. Confieso que incluso dormité en los prolegómenos de la historia, en la que no pasa nada. Y en la que los chistes políticos sobre las diferencias entre vascos, catalanes, andaluces... y españoles son demasiado obvios, están trazados de manera demasiado gruesa, a diferencia de la primera parte donde había un cierto gusto: ahora estamos ya directamente en nivel Ozores (del estilo "si soy catalán, pero me encanta el Jamón de Jabugo y el vino de Jerez"...). No obstante, es de agradecer que haya cierto toque vodevilesco en la historia, en el clásico subgénero de películas de bodas donde hay confusiones, puertas que se abren y cierran, encuentros, desencuentros, momentos de tensión... en fin, que no hay que ser ningún genio para saber cuál será el desenlace de la película.

Para acabar, volvemos a los dos protagonistas: en el caso del monologuista Dani Rovira (porque actor, lo que se dice actor, yo no termino de verlo...), sus dos únicos registros son el de "graciosillo-chistoso-andaluz" y el de perrito apaleado. En ambos casos, resulta bastante falso y chirriante: sus mínimos registros interpretativos (que ya ha demostrado largamente en la serie B&b, también de Mediaset, claro...) hacen patente su mediocridad. En cuanto a Clara Lago, los 17 años de oficio que ya tiene como actriz deberían haber dado un poquito más de sí, ya que no resulta creíble la mayoría de las veces, ni como enamorada, ni como confundida, ni como enfadada. Le recomendaría encarecidamente que viera unas 10 o 20 veces a la Hepburn en "La Fiera de mi niña" e "Historias de Filadelfia", que así es como se hacen ese tipo de papeles.

¿Que si te ríes? Pues sí, sobre todo con Karra Elejalde que está que se sale. Es la verdadera estrella del show. El resto, muy regular, ya que casi no sorprende ni emociona, que son precisamente los dos elementos básicos de cualquier comedia romántica que funcione. Desde mi punto de vista, con ver el tráiler es suficiente...

TRAILER


No hay comentarios: