Javier Bardem, merecidísimo Oscar

Finalmente, Bardem lo logró. Con todos los honores, con razón, con justicia, y entrando por la puerta grande en la historia del cine español. Lo cierto es que "No es país para viejos" no es precisamente la mejor película de los Coen, aunque eso no le quita mérito a la gran interpretación del actor español, cuyo registro podría definirse como una mezcla entre el Jude Law de "Camino a la Perdición" y la referencia incuestionable a Arnold Schwarzenegger (como lo oyen) en "Terminator". A pesar de toda la polémica desatada por algunos medios de comunicación, que han intentado sacar de contexto las palabras de Bardem, al recoger el premio Javier recordó a todos los cómicos españoles, y su propio país. Bien por él. Bien por su imparable carrera, que de seguir así, va a dejar en pañales a la de Antonio Banderas o Penélope Cruz, que a diferencia de éste, son más "estrellonas" que verdaderos actores. Bardem si que lo es. Enhorabuena.

No hay comentarios: