Una noche para morir: Imposible tomársela en serio

Hacer una película como esta, a estas alturas, y tomársela en serio es tan poco creíble como hacerlo con "Scary Movie" o la saga de "Scream"; el problema es que si las anteriores cintas tenían un gran componente de autoparodia, en esta ocasión todo se toma en serio, como si no hubiésemos visto "La noche de Halloween" (y sus continuaciones), "Viernes 13" (y sus continuaciones)...y así hasta llegar a la actualidad. Por eso, enfrentarse a este remake de "Prom Night" (1980) es casi risible, por no decir penoso: la galería de personajes es tan maniquea (el quarterback del instituto, las amigas de toda la vida, la reina de la fiesta hija de un millonario...) que parecen sacadas de un mal cómic de los años setenta. El planteamiento de la historia -un psicópata obsesionado con una adolescente es encarcelado tras matar a toda su familia, y años después se escapa de prisión para secuestrar a la chica, precisamente el dia de su fiesta de fin de escuela secundaria- está tan visto, que podemos articular a la perfección la evolución de la historia, llegando a acertar con quién va a morir, cómo lo va a hacer y cuando lo hará. Intentar revitalizar el género de las "Scream Queens" (en español, lo que más se aproxima a esta definición serían las "Niñatas Gritonas") no es solo descabellado, sino completamente increíble, quedando este tipo de películas como añejas piezas de museo que solo se pueden sacar de la videoteca para reírse de ellas ampliamente; el miedo ya no nace de los sobresaltos tópicos, ni de las subidas en la banda sonora. Casi nadie se sorprende ya de nada en lo referente a este tipo de filmes, en los que prácticamente está todo dicho. Hablar de los aspectos técnicos es algo ridículo también, habida cuenta que se replican minuciosamente los parámetros de este género (la fotografía con sombras estratégicamente situadas, las subidas en la música de algunas secuencias, etc.). Llegado de la televisión, donde ha dirigido algunos episodios de "Prison Break", el realizador de este film le pone voluntad al "remake", pero los productores se debían de haber comido un poquito más el coco a la hora de intentar nuevamente vendernos este producto, tan tópico como olvidable. Ni siquiera apto para el consumo adolescente, que lo tomará como una patochada con nulo interés.

TRAILER

No hay comentarios: