Aprendiz de Caballero: Cagarse (y cagarla) en la historia

Uno puede tomarse esta pelicula de dos formas: o bien como una verbena para cachondearse de lo mal escrito que está el guión, de lo mal que están los actores y del poco juicio que han tenido a la hora de "modernizar" un clásico de Bocaccio (se supone que está basada en "El Decamerón", aunque realmente no tenga absolutamente nada que ver, por no hablar del rigor histórico, en el que directamente se han cagado), o bien se puede uno sentir insultado en la inteligencia ante tal sarta de estupideces, una detrás de la otra. Cuesta trabajo pensar que se puedan hacer más tonterías seguidas, sobre todo después de haber tenido la obra de referencia de Pasolini, que realizó una particular adaptación de la obra de Bocaccio en 1971. Lo que si hay que reconocerle a esta aburrídisima "Aprendiz de Caballero" es el tono erótico-festivo que tiene la obra original -y que también estaba presente en la versión de Pasolini-. El resto es un sonrojante filtrado para adolescentes norteamericanos que no van a ser capaces de leer la obra clave del Renacimiento, en la Europa del siglo XIV: el chico guapo, que se enamora de la inaccesible y preciosa princesa, que a su vez está condenada a casarse con el malvado de turno, y entre medio, una cachonda reflexión sobre la virginidad a través de un convento que es un auténtico puterío y despelote -la superiora busca a jardineros sordomudos para que "contente" (en todos los aspectos) a monjas, novicias y a ella misma... vamos, demasie-. Es muy lícito acercar (y renovar) los clásicos literarios a los espectadores adolescentes que llenan las salas, y por eso es totalmente comprensible que el protagonista no sea otro que el guaperas de Hayden Christiansen (claro, de algo le tuvo que servir manejar la espada laser de Star Wars), rodeado de bellezas femeninas por doquier, que además muestran generosamente sus encantos. Pero el problema es que el erotismo que podría estar presente en esta cinta, y que podría heredar el toque excitante y a la vez ingenuo de Bocaccio, queda reducido a las mismas intenciones que se podrían ver en el canal Disney. Si encima, le unimos unos diálogos realmente espantosos, una carente dirección de actores, unos chistes malísimos, una realización plana, sin garra -desaprovechando los escenarios impresionantes de Florencia y las mansiones renacentistas- un vestuario completamente inadecuado -sin rigor histórico alguno- y para colmo, una banda sonora que parece sacada de la baja programación de MTV y que le pega a esta película igual que le podría pegar a Robin Hood una banda sonora del Fary, pues la verdad es que se queda uno con un palmo de narices en lo que podría haber sido una interesante aportación, tanto al cine adolescente como al clásico literario. La gran pena es que el mismo director de la interesantísima "Si estuvieras aquí" -con una impagable Emily Lloyd- y la encantadora "Amores en tiempos de Guerra", haya perpetrado este engendro, eso si, estéticamente muy bonito (tanto por los desnudos, como por los edificios).

TRAILER

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues a mi me encanta el Hayden. Esta buenisimoooooo.

Federico Casado Reina dijo...

Mujer, guapetón si que es. Y buen actor, también. Pero la próxima vez, que elija mejor sus papeles, que este no le ha favorecido nada en absoluto (que para ser ídolo de quinceañeras, ya tiene la saga de "Star Wars", espada incluida).

Saludos y gracias por venir a este humilde weblog!

tomas dijo...

O sea, que puedo ahorrarme el tiempo y el dinero en verla, no?? Eso que tengo un amiga en la distribuiddora y me daba una entrada...Pero me huele...pues eso, fatal.

Por cierto, lo de Mamma Mia es demencial como película. Por supuesto que te co ntagia la alegría y el buen rollo, pero me temo que la única responsabilidad la tienen unas canciones inmortales y maravillosas. La historia la escribe un niño lactante, por no hablar de los numeritos...Ya has leido que lo mejor, para mí Meryl. Pero es que aunque haga de momia...Es pasión lo que tengo por ella.

Federico Casado Reina dijo...

Honmbre, en otro caso, Tomás, yo te diría que "lo gratis, cueste lo que cueste". Si no tienes nada mejor que hacer y quieres ver unos cuantos cuerpos femeninos (y masculinos) desnudos, bueno, pa pasar el rato. Pero la peli es mala, malísima de solemnidad.
En cuanto a "Mamma Mia", probablemente tengas razón y todo se deba a las canciones de Abba. Y en cuanto a Doña Meryl... es mucha Meryl.

Saludos