La peor de las pesadillas

Buried (Enterrado)

Es curioso que hasta ahora muy pocas veces se haya explotado esta situación en la historia del cine (salvo quizás la segunda parte de “Kill Bill” y poco más…), cuando literatos de la talla de Lovecraft y directores como Hitchcock confesaron ésta como una de sus peores pesadillas porque ¿qué puede haber peor que enterrarte vivo? Pues Rodrigo Cortés ha tenido el valor no solo de plantear una película con esa premisa, sino además lanzar la respuesta a esta pregunta: peor que luchar contra la situación misma de estar de esa manera, es tener que luchar encima con la propia humanidad, que en las situaciones más extrema reacciona con la misma lentitud y parsimonia que cuando tiene que rellenar una solicitud para apuntarse en un gimnasio municipal. Da igual que uno llegue a urgencias con un paro cardiaco, o que haya tenido un accidente y le esté colgando un brazo: hay que rellenar las solicitudes y guardar la cola como un buen ciudadano. Esta reflexión está soberbiamente trazada en este film, que consigue con gran habilidad tenerte sentado durante 95 minutos en la silla prácticamente sin pestañear. Pero el gran mérito de este director que ya nos interesara con “Concursante” (aunque también los decepcionara) es no salir prácticamente del cubículo. Hubiera sido muy fácil trufar la película con flashbacks, pensamientos, imaginaciones, recuerdos… pero no: un personaje que intenta sobrevivir en la Guerra de Irak, un mechero, un móvil… y una caja de madera donde está enterrado. Esos son prácticamente todos los factores de una ecuación muy bien resuelta y que arranca cuando el (único) protagonista de la historia despierta. Esa sensación de claustrofobia está muy bien trazada, consiguiendo incluso que en algunos momentos nos sentamos tan incómodos que hasta nos cueste respirar (el momento en que la tierra hace su aparición es especialmente desagradable e incómodo). Vale, de acuerdo, el guión tiene trampas. Pero son trampas soportables, se pueden aceptar como algo propio del desarrollo dramático de la historia, constituyendo en algunos momentos como giros argumentales que hacen que la película avance, inexorablemente. Quizás el director con la realización que ha elegido para esta película nos haga adoptar un registro más frío de lo esperado, adoptando una posición más distante de lo deseable, pero no obstante es un ejercicio espectacular de montaje, dirección y ritmo narrativo. Personalmente, he echado en falta algo más de agobio, algo más de oscuridad, algo más de asfixia….aunque haberla, hayla.

TRAILER

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Sí, lo pasas mal, pero es un poco rollo porque es todo el rato con un personaje dentro de una caja.

Sergio dijo...

Ésta para mí es una genialidad. Total y absolutamente. No se puede hacer más con menos. Es la tercera película cien por cien española más vendida en la historia del cine y le sobran motivos.

jorge dijo...

toda la película excelente, pero el desenlace no me convence, no se puede jugar con los sentimientos de la gente así con ése desenlace tan crudo. Uno va al cine para apreciar el arte de hacer cine. No es un concurso de directores para ver quién tiene la mejor forma de meterle un sabor amargo al espectador.