¿Broche de oro a las princesas?

Enredados
  • DIRECTOR: Nathan Greno, Byron Howard
  • GUIÓN: Glen Keane, Josann McGibbon, Adan Wilson, Sara Parriott, Melanie Wilson (Cuento: Hermanos Grimm)
  • MÚSICA: Alan Menken
  • REPARTO (en las voces originales): Mandy Moore (Rapunzel), Zachary Levi (Flynn Rider), Donna Murphy (Gothel), Ron Perlman, M.C. Gainey (Capitán de la guardia), Richard Kiel (Vlad)

Según la propia Disney, esta es su última película sobre princesas porque, dicen, están pasadas de moda. O mejor dicho, están pasadas de moda esas princesas lánguidas que esperaban a su príncipe azul. Porque ahora las princesas son de otra forma: son como Belén Esteban, la princesa del pueblo, un icono de millones de mujeres de barrio que se ven reflejadas en la rubia que hizo padre por primera vez a Jesulín de Ubrique. O también podemos ver a Letizia Ortiz o Kate Middletown, plebeyas que por amor se han convertido (o se van a convertir) en princesas. Por eso el esquema se ha roto. Pero tras ver el último trabajo de Disney, auspiciado por la cabeza pensante de Pixar (que también es ya Disney) John Lasseter, o mucho me equivoco o tenemos princesas para rato, porque “Enredados” es –y a algunos puede parecerle excesiva la afirmación que voy a hacer- una de las mejores (si no la mejor) película de Disney en su historia. Ha dejado atrás buena parte de la dosis de ñoñería (el protagonista masculino es un ladronzuelo simpático, pero mucho más creíble que el Aladín que conquistaba a la princesa de Agrabah…) para trazar un retrato muy interesante de la monarquía, y el valor de las personas, como un telón de fondo envidiablemente bien ubicado y sin que tenga ningún viso de adoctrinamiento fácil para la audiencia. Como siempre he dicho, la mejor forma de que una película de niños funcione a la perfección, es hacerla como si fuera para los adultos, pero con algunos matices suavizados. Ahora la protagonista es Rapunzel, una princesa recluida en una remota y oculta torre, donde la ha recluido su madrastra, para aprovecharse en exclusiva de las cualidades mágicas de su enorme cabellera dorada. Podemos ver muy bien representados todos los elementos clásicos de los cuentos tradicionales, tales como la princesa, la bruja, el muchacho guapo –impagable la broma sobre su nariz en los carteles que pegan para atraparlo…- pero a la hora de diseñar los personajes se ha dado un paso más allá, humanizando de manera muy inteligente cada momento, y alejándolo del toque acartonado y pasado de moda que tenían muchas de las producciones de animación Disney que la llevaron casi a la ruina –aunque su última película de animación tradicional “Tiana y el sapo” es una revisión muy inteligente..-. Ya que hablamos de humanizar, especial atención merece el personaje de Maximilian, el semental y primer caballo del ejército que intenta buscar a la princesa. Pero lo mejor, es que Disney ha sabido unir la mejor tradición clásica de sus míticas películas de animación, ejemplificada en el siempre genial Alan Menken, para unirlo a las últimas tendencias en el cine de animación 2d y 3d, con el máximo exponente de John Lasseter a la cabeza. Estos dos pilares han hecho de este film una pequeña joya, una maravilla que merece ser contemplada con el deleite y la admiración que siempre hemos tenido hacia los (mejores) productos Disney. Es como si mezcláramos los argumentos y la estructura musical de “La Sirenita”, “La Bella y la Bestia”, con la factura visual, la técnica y la complicidad argumental de “Los Increíbles”, “Coches” y la saga de “Toy Story”. Por eso, si esta ha sido la última película sobre princesas, ha sido un colofón digno el que Disney ha realizado, un broche de oro de 24 kilates que nadie puede discutir, aunque insisto, tras el espectacular éxito que ha tenido el film en USA y en todo el mundo (es la película de animación que más ha recaudado en su historia en todas las pantallas, superando a filmes “adultos” que no son de animación…) me extrañaría que dejaran escapar este filón. Y si no hay más princesas clásicas para llevar a la pantalla, seguro que se inventan alguna nueva…

TRAILER

No hay comentarios: