Insert coins: Human Vs. Aliens

Invasión a la tierra

Mucha gente se queja de la falta de originalidad a la hora de adaptar en cine cómics y videojuegos, siendo éstos la fuente en la que beben los grandes éxitos de taquilla. Pero lo de ahora no es ya una adaptación, sino más bien una burda recreación de una partida de cualquier "shootem'up" (para los neófitos en videojuegos, aquellos que son en primera persona, como si el jugador tuviera una cámara subjetiva sobre el casco de un soldado, y viera y pudiera hacer cualquier acción del personaje, véase en youtube cualquier parte de "Call of Duty"). La invasión extraterrestre es una mala excusa para mostrar lo efectivos, lo guais, lo simpáticos y lo solidarios que son el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos de América -UHA!-: toda la acción se centra en un pelotón que es enviado a primera línea del frente en una invasión extrarrestre en la ciudad de Los Angeles. Lo mismito que hemos visto en infinidad de películas, desde "La guerra de los Mundos" a "Independence Day", aquí lo tenemos nuevamente, solo que amplificado por unos atronadores efectos de sonido -quizás demasiado atronadores...-, efectos especiales perfectos, y una narrativa visual que es heredera directa del mismísimo Michael Bay; mucha cámara al hombro, movimientos caóticos, cámaras subjetivas, el ya clásico toque documental para hacer más creíble aún la acción... tópicos y más tópicos. ¿Que funciona? Pues claro que funciona, a la perfección: han tenido tiempo de sobra de probar la fórmula y uno lo pasa realmente mal viendo lo poquito que pueden hacer el sargento Nantz y sus hombres ante una raza que viene a quedarse con toda el agua del planeta y que dispone -como ya imaginábamos- de una tecnología abrumadoramente superior a la nuestra -entre otras cosas porque su combustible es sencillamente, el agua de mar...-. Existe un subrayado demasiado excesivo en la nota patriotera y promilitarista a lo largo de todo el metraje y ni siquiera el haber incluido a la sexy Michelle Rodriguez ("Avatar", "Machete") evita que todo el film apeste a testosterona por los cuatro costados, empezando por Aaron Eckhart, un verdadero héroe americano con todas las letras, capaz de arriesgar la vida por sus hombres con una mueca de autosuficiencia que dejaría pálido al mismísimo John Wayne (que por cierto, también se cita en el film, como no podía ser de otra forma). Como entretenimiento, la película funciona; es como un videojuego en el que estamos inmersos y en el que no sabemos cómo va a terminar (¿o sí?), pero que a cada secuencia explota algo, se dispara a mansalva, hay que salir corriendo ante un inminente peligro, y hay que pasar a la siguiente fase para salvar la vida (primero bajar del helicóptero, sortear la infantería enemiga, esconderse, evitar las naves espaciales de reconocimiento, volver a esconderse, intentar descubrir los puntos débiles del enemigo, disparar, esconderse otra vez, disparar otra vez... Un auténtico videojuego, vamos, solo que en modo automático, y con los protagonistas más chulos y vacilones que uno podría esperar del ejército norteamericano. Por supuesto, también se incluyen algunos elementos más conmovedores, como tres niños que han de ser rescatados por el aguerrido pelotón de marines, etc. Pero lo que hay que tener claro al ver esta película son dos cosas: 1) lo que vamos a ver nos lo han contado ya mil veces; aunque da igual que sea una invasión alienígena, aquí de lo que se trata es de sobrevivir como un marine ya sea en Irak, en Afganistán o donde sea; y 2) Si nos sobreponemos a eso, y sabemos lo que vamos a ver, seguro que disfrutaremos porque es una hora y más de cincuenta minutos con el corazón encogido por los disparos, la acción a raudales y el formato perfecto para que haya una inversión absoluta del espectador en el desarrollo de la historia. Aunque ahora está de moda que los aliens sean malísimos y capaces de acabar con el género humano -seguramente por las reflexiones de Stephen Hawking-, seguro que en unos años vuelve al moda de que sean tranquilos, pacíficos y mensajeros de grandes avances para la humanidad.

TRAILER

No hay comentarios: