No necesitan ITV

Cars 2
  • GUIÓN: Ben Queen (Historia: John Lasseter, Brad Lewis, Dan Fogelman)
  • MÚSICA: Michael Giacchino
  • REPARTO (en las voces originales): Larry the Cable Guy (Mater), Owen Wilson (Relámpago McQueen), Francesco Bernoulli (John Turturro), Finn McMissile (Michael Caine), Holly Siftwell (Emily Mortimer), Sally (Bonnie Hunt),

Mira que iba yo reticente, porque el trailer no me convencía en absoluto, pero Pixar ha podido otra vez conmigo. Me pasó lo mismo con "Up", con "Wall-E"...incluso con la tercera parte de "Toy Story" -una de las mejores películas en términos absolutos que he visto en por lo menos diez años- y me ha vuelto a pasar con esta segunda parte de "Cars". La primera parte tuvo sus admiradores (entre los que me encuentro, posiblemente por mi afición al mundo del motor y a los coches en particular...) y sus detractores. Pero estoy convencido que esta segunda parte no tendrá más que admiradores, porque es una cinta realmente bien conseguida. Y no me refiero únicamente a la técnica (que es realmente esplendorosa, espectacular donde las haya, impresionante, un auténtico despliegue de imaginación y perfección) sino al guión, al ritmo, a la edición, la planificación...una verdadera joya, prueba más que Pixar sigue en plena forma a pesar de tener el salvaje mercantilismo de Disney detrás. Relámpago McQueen se ha convertido ahora en toda una estrella, ganando todas las competiciones a las que se presenta. Pero en esta ocasión el gran protagonista será su amigo Mater, es decir, la grúa que siempre le ha acompañado y que es experta en meter la pata en los momentos más críticos. Este desastre con ruedas se verá metido casi sin darse cuenta en un caso de espionaje internacional en que ayudado por Finn McMissile, del servicio secreto británico y Holley Shiftwell (del servicio secreto japonés) tendrá que abortar un diabólico plan que podría poner en jaque al mundo entero y a las reservas de petróleo de todo el planeta. A todo esto, Relámpago McQueen tendrá que enfrentarse al apuesto campeón italiano Francesco Bernoulli, que no para de retarle para ver quién es más rápido y llega antes a la meta... Uno de los elementos que más me ha gustado en la historia de la Disney es la humanización de los personajes. Desde el Rey Louie de "El Libro de la Selva" al candelabro Lumiere de "La Bella y la Bestia" o el cangrejo Sebastián de "La Sirenita", trasladar características humanas ha sido toda una especialidad. Pixar ya demostró que podía hacer lo mismo en "Wall-E" -con un robot realmente encantador- y en "Up" -inolvidables los perros...-. Pero ahora incluso podríamos decir que se ha superado: cada coche tiene su propia personalidad, desde el espía británico -con la voz original de Michael Caine, nada menos...- hasta el vanidoso campeón de fórmula uno italiano -dándole alma nada menos que John Turturro-. Una apuesta saldada nuevamente con lo mejor no solo del cine de animación, sino mezclando el cine de aventuras, la comedia, el romance... todo comprimido en varios chasis y sobre ruedas. Impecable, no puedo por menos que sorprenderme ante la capacidad de Pixar, que no parece tener límites. Una de las tradiciones más entretenidas de la historia del cine para los amantes de los coches, es la saga de James Bond. Pues precisamente el trasladar ese imaginario a este film ha sido el gran acierto de Pixar: todos esos "gagdets" que esperábamos con sorpresa e impaciencia en los vehículos pilotados por 007, ahora tienen aquí un lugar perfecto en el que desarrollarse y encajar. Un prodigio de cinta, que se ve de un tirón y que no tiene fisuras. Más allá de los chistes y concesiones a los más pequeños (que están presentes de manera abundante y nunca son vulgares), esta película es otra pequeña joya que se disfruta de la misma forma que conduciendo un flamante coche nuevo. O mejor, un coche de toda la vida, que ya conocemos y al que desde luego, no necesita pasar la ITV para nada, porque está como el primer día. Cómo se nota cuando Lasseter se implica más en un proyecto que en otro...

TRAILER

No hay comentarios: