Una muy agradable sorpresa

Capitán América: El Primer Vengador

Me ha vuelto a pasar. Todas mis expectativas a la hora de ver este film eran más que pésimas. Primero, porque Disney era la auténtica productora del film, habida cuenta de que compró Marvel hace unos años, y las miras económicas estaban más que claras. Segundo, porque el director, Joe Johnston, tenía perdida toda la credibilidad desde hace años, ya que sus últimos filmes "El hombre lobo", "Océanos de fueto", o "Parque Jurásico III" dejaban bastante que desear. Habría que remontarse hasta 1995 para acordarse de "Jumanji", una cinta espectacular, pero únicamente dedicada al público familiar sin demasiadas exigencias (claro que también podríamos recordar su mejor película, allá por 1991, cuando dirigió la excelente adaptación del cómic "Rocketeer"). Para colmo de males, resulta que la Marvel tira de uno de sus actores habituales, Chris Evans, que anteriormente había dado vida a Johnny Storm en las dos películas de "Los Cuatro Fantásticos" para interpretar al más carismático y emblemático héroe norteamericano de cómics. Todo olía muy, muy mal. Fatal, vamos. Como guinda del pastel, otra vez la Segunda Guerra Mundial, y los malvados nazis de telón de fondo. Un buen amigo calificaría esto de "un pastel envenenado"... pero cuál no fue mi sorpresa cuando la cosa iba mejorando a cada minuto de proyección. No estaba ante una película ñoña en absoluto. Y su ubicación temporal en 1940 era completamente justificada; es más, no sería creíble una figura como el Capitán América si no llega a explicarse su participación en la venta de bonos de guerra en la Segunda Guerra Mundial, etc. Encima de todo, no hablamos de nazis. Hablamos de una de las organizaciones míticas en el universo Marvel, Hydra. Todo ello sazonado con acertados toques de épica -sin llegar al fácil patrioterismo, que de hecho, es ridiculizado a veces en varias partes del metraje...- una factura impresionante -especial mención merece la partitura del siempre genial Alan Silvestri- y unos efectos visuales de lo más resultón, apoyados por un diseño de producción deslumbrante. El resultado es un film realmente bien conseguido. Es más, diría que impropio para el nivel de las últimas producciones Marvel ("Thor", "Iron Man 2"...). Argumentalmente, el guión de Christopher Markus y Stephen McFeely (responsables de las adaptaciones de la saga de "Las crónicas de Narnia") encaja fantásticamente todos los elementos del mejor imaginario creado por los cómics de Marvel en sus últimos tiempos, y entronca perfectamente todas las líneas argumentales que van confluyendo paulatinamente en la próxima "Los Vengadores" (aparece Nick Furia, también aparece en los años cuarenta Howard Stark, el inventor de armamento que se ideó el famoso escudo de vibranium, y que es el padre de Tony Stark, "Iron Man"...). Confieso que para ser un inicio de franquicia, resulta un film muy bien resuelto, con secuencias de acción ejemplarmente rodadas -aunque Johnston ya sabíamos que hacía eso muy bien-. El personaje nació en la realidad de la pluma de Jack Kirby y Stan Lee como propaganda antinazi en la Segunda Guerra Mundial, pero paulatinamente Marvel lo utilizó para encarnar los ideales del modo de vida americano, y convertirlo en el líder de los Vengadores, el mejor equipo de superhéroes del mundo. Esa es precisamente la fase en la que yo descubrí al Capitán América, y es la que quiero ver en cine. En realidad, este origen del personaje me interesaba realmente poco, pero tengo que reconocer que he disfrutado de lo lindo con este film, que ha resultado ser una muy agradable sorpresa, sobre todo por las (pésimas) expectativas que tenía. Ahora solo nos queda esperar a que "Los vengadores" estrene su película y ver cómo encaja un icono de los años cuarenta del pasado siglo en el siglo XXI. Eso sí, al representante de Chris Evans le habrá costado lo suyo hacer que salga tantas veces sin la careta, porque en los cómics siempre salía con esa característica capucha con las alitas en las sienes, y aunque todo el mundo conocía al Capitán América, casi nadie sabía que en realidad se trataba de un rubio fortachón, antaño enclenque, llamado Steve Rogers.

TRAILER

No hay comentarios: