"Argo" para recordar

Argo

El cine es un trabajo de equipo, eso está claro. Es una de las pocas disciplinas artísticas que irremediablemente requiere un conjunto de talentos, aunados para dar como resultado una obra artística completa. Por muy bueno que sea un director, si el guión, la fotografía, el montaje, la música y la interpretación son mediocres, el resultado terminará siendo mediocre. Y viceversa: por bueno que sea un equipo, si el director es un membrillo, la cosa tendrá poca solución. De ahí la especialización, de ahí que existan maravillosos directores de fotografía que no tienen capacidad de dirigir, de brillantes montadores que no saben dirigir, de compositores que no saben componer un plano... y de directores incapaces, por ejemplo, de interpretar. Ben Affleck es uno de ellos: su registro actoral es inversamente proporcional a su genialidad como director, ya que con solo tres películas en su haber, ha logrado convertirse en uno de los mejores realizadores del actual Hollywood. Si en "Adiós pequeña, adiós" destapaba el frasco de las esencias a través de un thriller ejemplarmente compuesto, y "The Town (Ciudad de Ladrones)" redefinía el género de los atracos -que de eso podrían aprender muchos, por cierto...- con "Argo" hace un tirabuzón y doble mortal con el documental, el suspense, el thriller y para rematar, la crítica sociopolítica. Toma ya. ¡Y encima le sale todo bien!

Porque es sentarse en el sillón, y en 120 minutos no miras el reloj ni una sola vez. No te da tiempo ni a moverte, vamos: la cinta cuenta la crisis de 1979, cuando la embajada norteamericana de Teherán fue invadida por militares fieles al Ayatollah Jomeini y seis diplomáticos consiguieron esconderse en la casa del cónsul de Canadá. Un agente de la CIA entonces ideó un estrambótico plan para sacarlos de Irán y fingiendo ser un productor de una película de ciencia ficción llamada "Argo" consiguió eludir a la guardia revolucionaria y los hizo llegar hasta Canadá.

La tensión dramática está presente desde el primer fotograma hasta el último, y hay muchas veces en los que el corazón casi te da un vuelco, a tenor de una narrativa ágil y un montaje verdaderamente ejemplar. Toda la tensión del riesgo mortal para los diplomáticos, es articulada con una habilidad realmente sobrecogedora, manejando el ritmo con una precisión milimétrica. La banda sonora de Alexandre Desplat logra que en todo momento estemos implicados en la historia, y Affleck además tiene la inteligencia de mezclar imágenes reales del altercado con la recreación de la película que nos ocupa -y que por sus labores de dirección artística y recreación merece estar entre lo más granado del cine histórico, cosa que llega a niveles realmente sorprendentes cuando comprobamos en los créditos finales los parecidos físicos entre los actores y los personajes reales de la historia.

Mención aparte merece el guión de Chris Terrio, que ha tenido la habilidad de hacer lo mismo que James Cameron en "Titanic": cautivarnos con un suceso del que ya conocemos todos los detalles, incluido el final. No es por nada, pero habiendo ganado Ben Affleck el Oscar al mejor guión original por "El Indomable Will Hunting", y participado en el guión de sus dos anteriores películas como director, raro será que no haya participado en este. Tanto si lo ha hecho como si no, hay que aplaudir un guión lleno de matices, que además contiene una irónica mirada a todos los estamentos norteamericanos, desde el mundo de Hollywood y la producción de películas, hasta el mismísimo gobierno de los Estados Unidos, humanizando (o deshumanizando!!) en muchos casos a los personajes de una manera fría y aséptica, como desgranaba los caracteres en "The Town (ciudad de ladrones)" -por cierto, convertido ya en un clásico en su género-.

Vamos a ser justos: el binomio Matt Damon/Ben Affleck (amigos y compañeros desde la adolescencia, ganadores ambos del Oscar al mejor guión...) ha tirado por derroteros completamente diferentes. Mientras que Matt Damon es un actor brillantísimo, que ha conseguido situarse entre las mayores estrellas de Hollywood, y ha protagonizado incluso la rentable franquicia de Jason Bourne, Affleck como actor no le llega ni a la suela del zapato, y ha ido dando tumbos de mal en peor en películas realmente espantosas (desde "Pearl Harbour" hasta "DareDevil", por no hablar de "Una relación peligrosa", junto a su entonces novia, Jennifer Lopez...). Pero cuando nadie apostaba un céntimo por Affleck, resulta que el chaval se puso a dirigir y nos dejó deslumbrados a todos, destapando un enorme talento y confirmándolo con ésta su tercera película. No será una estrella delante, pero detrás tiene muchísimo que decir. Lástima que su interpretación en "Argo" no esté al nivel del resto de actores, que bordan sus respectivos papeles y donde destacan Alan Arkin y John Goodman, dos clásicos que resultan verdaderamente entrañables.

Hay "Argo" para recordar; más bien mucho. Pero no ya por la controversia de la historia -que la tiene, mucha y es para darle unas cuantas vueltas...- sino por la ejemplar tarea del director, Ben Affleck, que ha conseguido crear una película realmente efectiva, deslumbrante, modestamente perfecta. Sin alardes y sin florituras, igual que sus dos anteriores títulos como realizador. Pero demoledoramente eficaces, de principio a fin. Y lo que es mejor, ha destilado y perfeccionado una caligrafía cinematográfica propia, que ya le caracteriza como un director de estilo, sin perder ni un punto de comercialidad, de "entertainment", pero desde una óptica negra, irónica, mordaz, cruel incluso.
 
TRAILER


1 comentario:

Valentina dijo...

Parece que todas las criticas del film son positivas; pues bien, a mi personalmente no me pareció una película tan sensacional. Desde mi punto de vista, está sobrevalorada, y aunque la trama es interesante, me parece que está tratada de forma un tanto surrealista, y con un enfoque demasiado “norteaméricano”. Ahora bien, ¿se merecía el Oscar a la mejor película? No lo voy a discutir, cada cual tiene su opinión, aunque yo hubiera preferido que ese honor se lo hubiera llevado Django (Quentin Tarantino), una película que mezcla el drama con el humor con un toque muy particular. En mi opinión, Ben Affleck brilla más delante de las cámaras que detrás. De todas formas, no quito meritos a la pelicula; pues si ha ganado semejante premio, por algo ha de ser. preguntar a doctores online preguntas medicas online chatear medicos online preguntar veterinarios online consultas derecho y leyes online consultas veterinaria online preguntas psicología y psiquiatría online preguntas derecho y leyes online preguntar a medicos online consultar abogados online Invito a todo el mundo a ver todos los films que pueda (tanto “Argo” como cualquier otra película), para asi poder opinar también sobre ellos.