Elysium: Pateras interestelares

Elysium
Director
Neill Blomkamp
Guión
Neill Blomkamp
Música
Ryan Amon
Fotografía
Trent Opaloch
Reparto
Matt DamonJodie FosterWilliam FichtnerAlice BragaSharlto CopleyDiego Luna,Wagner MouraTalisa SotoOna GrauerTerry ChenAdrian Holmes
Probablemente a Hollywood le ha salido uno de los cineastas más contestones que ha acogido en mucho tiempo, porque aunque Neil Blomkamp se ha adaptado rápidamente a las clásicas estructuras de gran producción de las majors, toca temas bastante incómodos para la industria, afanada desde años en hacer películas moralmente “neutras”, que únicamente sirvan para entretener y olvidar a los pocos minutos. Y si en algo se caracterizan los dos largometrajes –hasta ahora, únicos largometrajes- de Blompkamp es que tienen la capacidad de mezclar el gran espectáculo, el gran entretenimiento de efectos especiales deslumbrantes –de los que él es perito experto- con una visión social bastante ácida y cruel; en “Distrito 9” la inmigración la sufríamos los terrícolas al intentar mezclar con nuestra sociedad una raza extraterrestre entera, y en “Elysium” vemos cómo el modelo de sociedad capitalista ha ido degenerando dentro de un siglo hasta el punto de existir únicamente una plataforma orbital cercana al paraíso donde no existe la enfermedad, ni el hambre, ni ningún pesar con un planeta superpoblado, sin recursos naturales y sin esperanza alguna. Vamos, una sociedad no tan lejana de la que se planteaba en “El tiempo en sus manos” de George Pal, solo que sin banquetes al estilo de Hannibal Lecter.

Este marco de referencia está ejemplarmente creado por el director, que también ha escrito el guión y ha intentado ubicar una gran historia de redención, amor, acción y suspense dentro de él, aunque quizás no le ha salido demasiado bien. Juzgándola como simplemente una película de acción hipertrofiada con cierto regusto social, termino por creérmela. Al que no me creo de ninguna manera es a un Matt Damon con cara de no saber donde está en toda la película. No comprendo como una estrella de su talla (deslumbrante en muchas películas como “Infiltrados” de Scorsese, descubierto como gran action hero en la saga de Bourne y ganador del Oscar al mejor guión por “El Indomable Will Hunting”, y que encima, al parecer ha ayudado bastante al director –relativamente neófito en el olimpo de Hollywood- en el guión) se ha dejado dirigir de una manera tan pobretona, quedando reducido a un verdadero pasmarote al que cualquier personaje le supera por goleada. En cambio parece tener mucha más sintonía Sharlito Copley (normal, ya que es amiguete del director de toda la vida..), reconvertido ahora en un Rambo futurista, con implantes biomecánicos incluidos.

Pero lo que más me interesa del film no es que atrape desde el minuto uno y no te deje apartar la vista de una incómoda ucrónica (y preocupantemente posible) realidad futura en una frenética acción por conseguir un determinado fin. Lo que más me interesa es precisamente esa prospección en la que están todos los elementos propios de la Ciencia Ficción –naves espaciales, armas fantásticas, sistemas computerizados, androides de combate…- y en la que también se hace “política ficción”. Vale, algunos puristas dirán que también la hay en la saga de Star Wars, con la República, el Imperio, y en Star Trek, con la Federación de Planetas Unidos, las guerras con los Klingon y la zona neutral romulana. Pero lo de “Elysium” está mucho más cerca, y lo más preocupante, es mucho más creíble. Vamos que lo que nos hace pensar no son los lásers, sino los inmigrantes ilegales que agolpan las pateras interestelares para ir a puestos médicos privilegiados capaces de curar el cáncer.

Obviamente, con esos mimbres se podría haber hecho una producto mucho mejor, y la cinta tiene exactamente los mismos defectos del anterior film de este realizador, “Distrito 9”: se mete en jardines de los que luego no sabe salir, y cuando sale lo hace de la forma más tópica. Blomkamp tiene desde luego mucho que aprender, y mucho que limar, pero es uno de los directores con más prospección de futuro que actualmente tiene Hollywood. No ya por aplicar la fórmula típica de los ejecutivos para recaudar taquilla, sino porque sus películas tienen algo más. Tienen alma humana, capacidad de empatizar con las historias y personajes que vemos, ya que tienen mucha resonancia con todo lo que nos rodea. Esa original manera de plantear ciencia ficción al modo de Ray Bradbury o Isaac Asimov rara vez es vista en el mundo de Hollywood, y las dos películas de Blomkamp, con todos sus defectos, lo consiguen. El gran problema de todo esto, es que ya lo vemos en el tráiler, y que luego en realidad, la película, aunque está razonablemente hecha, te ofrece muy poco más (que no se haya visto ya).

TRAILER

No hay comentarios: