Julian Assange envió una carta a Benedict Cumberbatch antes de comenzar a rodar 'El quinto poder'

El reflejo que se da de su persona y su organización en 'El quinto poder (Dentro de WikiLeaks)' no ha gustado nada a Julian Assange. El polémico periodista australiano lo dejó bien claro, desde que se anunciara que Dreamworks iba a adaptar en un biopic parte del contenido de las novelas "Dentro de Wikileaks: Mi etapa en la web más peligrosa del mundo", de Daniel Domscheit-Berg, y "Wikileaks y Assange", de Luke Harding.

 

La famosa página web especializada en filtraciones está haciendo todo lo posible para boicotear el estreno de la película y desprestigiarla. Después de que publicara hace un mes el guion de la producción, ahora vuelve a la carga al publicar una carta que le envió Julian Assange a Benedict Cumberbatch, cuando el actor le solicitó reunirse con él para conocerle de cerca antes de comenzar el rodaje.

Parte del contenido de la carta


"Gracias por tratar de ponerte en contacto conmigo. Es el primer acercamiento que tiene alguien de la producción de Dreamworks hacia mí o Wikileaks. Creo que me gustaría conocerte. Te doy las gracias por tu oferta y estoy seguro de que tienes buenas intenciones, pero debo, con una pena inexpresable, rechazarla".

"El vínculo que se establece entre un actor y una persona viva es importante. Si la película llega a distribuirse estaremos siempre unidos en la imaginación del público. Nuestros caminos se entrelazarán para siempre. Cada uno de nosotros se permitirá hablar sobre el otro durante muchos años y los demás compararán nuestras reputaciones y trayectorias".

"Pero tengo que decirlo abiertamente. Creo que eres una buena persona, pero no creo que esta película sea buena. No creo que vaya a ser positiva para mí o para la gente que me importa. Creo que va a ser poderosamente negativa para mí y para la gente que me importa".

"Hay docenas de libros positivos sobre WikiLeaks, pero Dreamworks decidió basar su guion tan solo en los más dañinos. Éste, no trata de simplificar, clarificar o destilar la verdad, sino que intenta enterrarla. Intenta resucitar y amplificar historias difamatorias que desde hace tiempo se demostraron que eran falsas".

"Los largometrajes son la herramienta más poderosa y pérfida para moldear la opinión pública, porque sobrevuelan bajo el radar de la omisión consciente. Esta película va a sepultar a buenas personas que están haciendo un buen trabajo, exactamente en el momento en que el Estado está cayendo sobre sus cabezas. Se va a extinguir la versión real de los hechos, en un tiempo donde la verdad es la mayor de las demandas".

No hay comentarios: