Thor 2, El mundo Oscuro: Ni pies ni cabeza

Thor 2: El mundo oscuro
Director: Alan Taylor
Guión: Christopher Yost, Christopher Markus, Stephen McFeely, Robert Rodat, Don Payne (Cómic: Jack Kirby, Stan Lee, Larry Lieber)
Música: Brian Tyler
Fotografía: Kramer Morgenthau

Parece que este personaje tiene la negra en cuanto a las adaptaciones cinematográficas se refiere. Lo primero, la revisión del aspecto del personaje: de momento Thor siempre llevaba casco, un casco monísimo con alitas a los lados, que tenía mucho que ver con la mitología nórdica a la que pertenece el personaje (los vikingos, ya sabes...); después la "deconstrucción" del resto del traje, que ahora es una especie de armadura metálica con su correspondiente capita colorá; por lo menos le dejaron el martillo, que ya es algo. Y de toda la vida, Thor no llevaba barba -salvo en la evolución del personaje en el cómic, que por cierto no llegó a triunfar-. Seamos sinceros: casi ningún personaje de "Los Vengadores" llegó a triunfar por separado y precisamente por eso la Marvel hizo el supergrupo, para así poder vender mejor a cada uno de estos superhéroes cuya historia personal interesaba más bien poco.

Además de todo ello, la primera adaptación al cine de Thor fue un completo fracaso, a pesar de tener a un antaño valorado director británico, Kenneth Branagh, al mando. Insípida, aburrida (en serio, he intentado verla por lo menos 4 veces, y todas las veces he terminado durmiéndome, sea en el cine, en DVD, en la televisión...) y ni siquiera la estimulante presencia de Natalie Portman, o del guaperas Hemsworth (que en realidad no es tan guaperas, sencillamente tiene encima muchas horas de gimnasio y esteroides, porque su cara no es precisamente la de Paul Newman...) hacía mantener el interés. Y aquí ya se pasaron por el forro toda la tradición nórdica y los personajes de cómics (¿Dioses nórdicos de raza negra o china?). En fin...

Pero en vez de corregirlo ¡¡resulta que lo han empeorado!! Dejando a un lado la completa incoherencia de tecnología entre los personajes (sinceramente, creo que se han hecho la picha un lío con la mística, los ordenadores, los lásers, espadas, hachas, y lo han intentado mezclar todo en un incomible gazpacho que no tiene ni pies ni cabeza...) resulta que el guión es un completo desastre, que no hay quien se lo trague: resulta que el ser que desencadena la batalla de los nueve mundos, es ¡¡la enamorada de Thor!! O sea, de todos los planetas de los nueve reinos, el nexo de unión está en la Tierra. Pero ojo, no es sólo que esté en la tierra, sino que está en la misma ciudad donde ahora vive este personaje. Y, claro, como la ciudad donde vive es tan pequeñita (ejem, hablamos de Londres, con ocho millones y medio de habitantes, aproximadamente...) resulta que -¡¡qué casualidad!!- es ella quien se encuentra con todo el pastel. Muy creíble, vamos.

Por si faltara poco a este desmán de guión -en el que podemos ver a Thor cogiendo un coche o el metro para llegar a un sitio (pero ¿no volaba con su martillo?)- resulta que tienes que saberte de memoria toda la mitología nórdica, con Yotungheim, Asgard y la madre que los parió para poder entender medianamente la trama. Porque ahora resulta que los Elfos oscuros han estado ahí toda la vida, y es el abuelo de Thor y padre de Odín quien los frenó en la batalla de.... o sea que para entender algo tienes que haber hecho un master en mitología nórdica; demasiado agotador. Son demasiadas licencias las que hay que dar por supuestas para entrar en la historia, que no es más que una fanfarria cada vez más grande de efectos visuales, explosiones y fuegos artificiales que no llevan a nada. Un completo desastre, que para colmo, aburre hasta la desesperación.

Y duele mucho ver, como un realizador de talento que ha formado parte de series tan importantes como "Los Soprano", "Roma", "Deadwood", "Mad Men", "Boardwalk Empire" o "Juego de Tronos" ahora estoy seguro que se ha visto completamente relegado por los ejecutivos de Disney, que querían hacer un producto comercial sin aspiraciones, un caro anuncio de merchandising de casi dos horas de duración, con todo tipo de parafernalia visual para impactar a los espectadores. Pero se confunden de parte a parte, porque un espectador, sea de la edad que sea, que haya visto "Avatar", que haya jugado a cualquier videojuego reciente, o visto una gala de premios de la MTV no es fácil de impresionar. Mejor dicho, es casi imposible de impresionar. Por eso deberían trabajar bastante más los guiones, hacerlos creíbles, sólidos, para así poder comunicar lo que quieren. A ver ¿Thor no es un superhéroe retórico, barroco, lleno de clichés clásicos? Pues hay que hacer que la gente lo vea desubicado, con códigos de honor que le hacen caer, en vez de convertirlo directamente en un imbécil que no se entera de nada. Un completo desastre, que no sirve ni para entretener.
 
TRAILER


No hay comentarios: