Jennifer Lawrence le debe el Oscar a una araña

A lo largo de la historia del cine hemos visto cómo muchos directores forjaban vínculos muy especiales con algunos de los actores o actrices con los que han trabajado. Uno de los casos más recientes es el de David O. Russell y Jennifer Lawrence, una colaboración que ya le ha conseguido un Oscar a la actriz de 23 años y una tercera nominación.

Jennifer Lawrence

THR ha podido hablar con el director de 'La gran estafa americana' sobre su película y su relación con la actriz, y es en esta charla donde David O. Russell explicó cómo una araña hizo que Lawrence consiguiera su oscarizado papel de 'El lado bueno de las cosas': "Teníamos a dos o tres actrices que estaban muy cerca de lograr el papel, que habían hecho pruebas conmigo unas cuantas veces. Y en el último minuto, dijimos, bueno, ¿por qué no probamos con Jennifer Lawrence? Yo dije, bueno, no sé si será demasiado joven para ello. Pregunté si podía venir a leer. Ellos me dijeron, por qué no lo hacía yo con ella. Está en Kentucky y lo hará vía Skype. Y dije que vale. Entonces hizo una prueba por Skype que me dejó impresionado. (...) Le dije que llorara y me hizo llorar. Luego mató a una araña en el baño que estaba detrás suyo. Algo que me resultó increíble".

Precisamente esa araña fue lo que le hizo decantarse por Lawrence para el papel de Tiffany en la película: "Había llorado así que fue a por un pañuelo. Luego volvió del baño, y me dijo, ah, había una araña gigante en el baño. Era en la casa de sus padres. Luego imitó cómo la araña se movía cuando intentó atacarla. Me fascinó tanto como todo lo demás. No es como nadie que haya visto, como nadie que haya conocido". Esta peculiar prueba, en la que Lawrence debió demostrar su desparpajo característico, también fue determinante para que Harvey Weinstein diese el visto bueno: "Era muy escéptico. Fui personalmente a su oficina de Nueva York para enseñarle el Skype. No confiaba en que lo mirara por casualidad él mismo. Así que fui allí desde Philadelphia para mostrárselo personalmente. Se lo puse y después de verla durante 30 segundos le escuché decir, oh dios mío. Y dije, sí, ahí la tienes. Y eso es todo".

Reality shows y 'Anna Karenina'


Todas estas palabras, además de venir de perlas para la nueva candidatura al Oscar de Jennifer Lawrence, también demuestra el cariño especial que tiene por su actriz fetiche, de la que sigue diciendo que no hay nadie igual. Para argumentarlo explica que no concibe como una chica de Kentucky a la que le encanta la comida basura y los reality shows pudiera estar leyendo 'Anna Karenina' y se estuviera emocionando y llegara a llorar con la novela: "Nunca he tenido una experiencia como esa en mi vida. Una veinteañera viviendo cada trocito de 'Anna Karenina'".

El Hollywood Reporter recoge la transcripción completa de la entrevista al director, en la que también explica que la escena en la que Jennifer Lawrence canta 'Live and Let Die' en 'La gran estafa americana' estuvo a punto de caer en la sala de montaje, y que el momento en el que Robert De Niro llora en 'El lado bueno de las cosas' ni siquiera estaba en el guión, un momento que describe como "mágico" y tan inesperado que acabó con las mandíbulas del director y de Bradley Cooper en el suelo. El 2 de marzo sabremos si Jennifer Lawrence se lleva su segundo Oscar, haciendo historia, y si le acompaña David O. Russell con su primera estatuilla como director.

No hay comentarios: