Ridley Scott aviva la polémica racial que pesa sobre 'Exodus: Dioses y reyes'

A contrario de lo que se podría pensar, 'Exodus: Dioses y reyes' no está levantando (de momento) ampollas en la comunidad religiosa por su visión de uno de los personajes más conocidos del Antiguo Testamento. La enésima adaptación cinematográfica de la vida de Moisés, dirigida esta vez por Ridley Scott, ha suscitado un gran revuelo desde su rodaje por la elección de su reparto. No es que la gente no valore el talento de nombres tan prestigiosos como Christian Bale, Joel Edgerton, Sigourney Weaver o Ben Kingsley. El problema radica simplemente en el color de su piel.

'Exodus: Dioses y reyes'

Muchos medios han apuntado que uno de los grandes defectos de esta superproducción es que todo su reparto es de origen caucásico, sin dar cabida a ningún actor de raza árabe, algo que queda extraño si tenemos en cuenta que casi todos los personajes de la película nacieron en Egipto. Sobre este "blanqueamiento" de los actores ha sido preguntado Scott en una revista para Variety, y lejos de quitar hierro al asunto, ha afirmado que de otro modo jamás hubiera encontrado financiación:

"No puedo montar una película de este presupuesto, en la que dependo de las devoluciones de impuestos de España, y decir que mi actor principal es Mohammed tal y tal nacido en no se dónde. Simplemente no conseguiría financiación. Así que la cuestión es que ni siquiera me lo planteé".

¿Solo tienen éxito los blancos?


Es cierto que el cine bíblico ha pasado por alto en más de una ocasión el origen real de sus personajes y ha optado por utilizar a actores blancos y oscurecerles, si acaso, un poco la piel con maquillaje. Claros ejemplos los encontramos en dos de las últimas producciones de este tipo que más han dado que hablar: 'La pasión de Cristo' y 'Noé'. Eso sí, existen producciones que desmontan la teoría de Scott de que una superproducción sin actores caucásicos no tendría éxito. 'La vida de Pi' estaba conformada por un reparto prácticamente desconocido y su protagonista era un actor debutante hindú llamado Suraj Sharma. Aun así, recaudó más de 600 millones de dólares en la taquilla mundial.

No hay comentarios: