Cuatro Fantásticos: Inexperiencia y Poca Visión

Cuatro Fantásticos




Director
Guión
Simon Kinberg, Jeremy Slater (Historia: Josh Trank. Personajes: Stan Lee, Jack Kirby)
Música
Marco Beltrami, Philip Glass
Fotografía
Matthew Jensen
Reparto
Miles TellerKate MaraMichael B. JordanJamie BellToby KebbellTim Blake NelsonReg E. CatheyLance E. NicholsMary Rachel DudleyTim BellRonnie HooksJodi Lyn BrocktonChet HanksShauna Rappold
A ver si puedo controlarme, porque tengo un cabreo monumental, tras ver esta película (aunque, para ser justos, me esperaba esto…): no comprendo como el creador –junto con Jack Kirby- de los superhéroes más famosos de la Marvel –con permiso de Spiderman-, Stan Lee ha podido permitir este verdadero fiasco. Aún comprendo menos que un prometedor director, Josh Trank, que ha ideado el desarrollo de la película basándose en los personajes más carismáticos e interesantes de toda la familia Marvel (esto es, una familia de superhéroes con varios conflictos personales intensos, que además no ocultan su identidad y que trabajan directamente codo con codo con el gobierno –y con SHIELD, por supuesto- y otros superhéroes como Los Vengadores) ha fallado tan estrepitosamente. Sobre todo después de habernos dejado deslumbrados con “Chronicle”. Claro que hacer una película con poco presupuesto, en plan guerrilla, no es igual que meterse a relanzar una franquicia comercial como los 4F…y siendo ésta su única experiencia como director, entiendo que haya patinado.Lo único que me ha dado un poco de pena es ver a dos compositores de la talla de Beltrami y Philip Glass intentar apoyar con una partitura interesante, con notas épicas propias de este tipo de filmes, y no conseguir más que fuegos artificiales que poco ayudan ya al desastre… 


Porque señores, la película es una falla completa: se afana en describir a una serie personajes, bebiendo del universo ultimate –desde mi modesto parecer, infinitamente menos interesante que el argumento original Marvel sobre los Cuatro Fantásticos- haciendo que los personajes sean ahora un grupo de adolescentes problemáticos que son reclutados por el gobierno tras realizar un experimento de viaje interdimensional y conseguir sus poderes sobrehumanos (que ya todos conocemos de sobra, incluido Victor Von Doom (o sea, Victor Von Muerte, el Dr. Muerte…). Lo siento, pero como amante de este cómic desde hace décadas, se me hace muy difícil reinventarlo todo: ¿Johnny Storm –esto es, la antorcha humana…- de raza negra, cuando es un clásico niñato norteamericano de flequillo rubio platino? ¿Reed Richards, un eminente científico maduro ahora resulta que es un niñato imberbe socialmente inadaptado? ¿Benjamin Grimm, un matón de colegio que protege a Richards, interpretado por Jamie Bell, que es bajito, enjuto y pequeñín? Me quedo con los 4F de toda la vida, qué quieres que te diga…

Bueno, pues tras llevarse más de media película sentando las bases argumentales de los personajes (Ben Grimm, Reed Richards, Sue Storm, Johnny Storm, el padre de los dos anteriores y director de la Fundación Baxter, Franklin Storm…) y explicándonos el importantísimo experimento que desde hace años intentan llevar a cabo Richards, Von Doom y el Dr. Franklin (que al parecer, va a salvar a la humanidad… pero que no nos enteramos exactamente en qué consiste) resuelven todos los lazos argumentales deprisa y corriendo y para salvar los muebles de mala manera, con pocas secuencias de acción en las que los superhéroes deben mostrar sus poderes y unos efectos especiales realmente mediocres (quizás lo único realmente conseguido es el personaje de La Cosa, el hombre gigante hecho de piedra, uno de los miembros más carismáticos de los 4F de toda la vida).

Unos diálogos supuestamente dramáticos y trascendentes que quedan ridículos, unos personajes poco creíbles –por mucho que intenten describirlos a ellos y a sus conflictos personales- y para colmo, un desarrollo muy lento y a veces aburrido hacen que confirmemos las malas impresiones que la película ha tenido por donde ha pasado y que se ha hecho ya acreedora del título de “la peor películas de superhéroes jamás filmada”. Y yo apostillo: esto pasa por poner en manos de un director poco experimentado un proyecto de esta envergadura: no ha sido capaz de gestionar eficazmente la producción, ni la dirección, ni los actores… ni nada de nada. Definitivamente, a Trank le ha quedado grande esta película, que más que revitalizar a los personajes, parece haberlos hundido. Se ha notado demasiado su inexperiencia y su poca visión (tanto comercial como creativa, imaginativa…) del universo de los cómics Marvel, porque a estas alturas estamos ya de sobra acostumbrados a ver primeras películas de un superhéroe, y todas tienen la misma estructura: se presenta a los personajes (rápidamente), se explica cómo consiguen sus superpoderes (esto puede extenderse un poco más…), se presenta el conflicto (generalmente un malo, malísimo que también tiene superpoderes, o algo parecido…) y luego enfrentamiento final, y dejar abierto para la siguiente película del personaje.

Pero tal y como lo han hecho, nos pasamos media película en el limbo, con información muy poco interesante (y poco relevante) para la historia, y cuando nos damos cuenta, ya casi se ha acabado y queda muy poco tiempo para disfrutar de la acción propia de este género. Podían haber llamado a Jon Favreau, que tan bien realizó la primera parte de “Iron Man”, para haberle asesorado… o incluso mejor, para que la hubiera dirigido.

TRAILER

No hay comentarios: