Dos buenos tipos: L.A. nada confidencial...

Dos buenos tipos
Director
Guión
Shane Black, Anthony Bagarozzi
Música
David Buckley, John Ottman
Fotografía
Philippe Rousselot
Reparto
,
Sobre el papel la verdad es que ésta película me parecía lo menos atractivo de la cartelera: por un lado, volvemos al clásico formato de las "buddy-movies" (o sea, las películas en la que dos policías-detectives-periodistas-o lo que sea que son totalmente contrapuestos tienen que enfrentarse a un determinado caso, el más difíciles de sus vidas...), por otro lado, dos buenos actores pero que en principio tampoco es que hayan destacado en el género cómico... y para acabar, ambientada en Los Angeles de los años 70.

Pero si rasca uno un poquito, nos encontramos con varias cosas que cambian radicalmente la percepción del asunto: la primera es que ha sido escrita y dirigida por Shane Black, el guionista estrella de acción de los 80, creador de la saga "Arma Letal" de Donner y director de un título de culto como "Kiss Kiss Bang Bang", donde fue capaz de sacar lo mejor tanto de Robert Downey Jr. (algunos de hecho vimos en esta película el mismo registro que utilizó posteriormente para personajes como Tony Stark/Iron Man o Sherlock Holmes) como de Val Kilmer. Y la segunda viene por añadidura: la gran capacidad en la dirección actoral de Black a la hora de exprimir dos potenciales como los de Crowe y Gosling.  No, no voy a hablar de otros elementos positivos para mi (como que aparezca Kim Basinger -guapísima y deshinchada del botox, gracias a Dios-), ni de otros negativos (Shane Black dirigió la espantosa "Iron Man 3", claro que con la Disney/Marvel detrás imagino que podría hacer poquito...).

El caso es que estamos ante una película autoparódica, que además tiene grandes (y buenas) dosis de acción y que es capaz de reírse de todo con una refrescante irreverencia: en la delirante ciudad de Los Angeles de los 70, un detective privado de lo más desastre y un matón a sueldo tendrán que colaborar forzosamente en un peliagudo caso en el que se implica la muerte de una estrella del porno, la desaparición de una chica y como guinda una trama mafiosa muy, muy peligrosa. Vamos, como si pusiéramos a los primos tontos de Mortadelo y Filemón a intentar resolver el caso de Twin Peaks. Como lo oyes.

Ya sabía que Shane Black era agudo con los diálogos -ahí tenemos las retahílas de Bruce Willis en "El último Boy Scout"- pero aquí se luce, tanto en lo que hace decir a los personajes -especialmente a Gosling- como en lo que hace callarlos -y ahí Russell Crowe está descacharrante-. Son como una caricatura de sí mismos y de la imagen que todos tenemos de ellos. Ver llorar como una nenaza al cachas de Gosling a la primera de cambio ante una situación peligrosa, o comprobar que el musculoso y poderoso Crowe ya no es lo que era está explotado inteligentemente en secuencias muy bien articuladas, mezclando la comedia y la acción del misma (y buena) forma que hizo en "Kiss Kiss Bang Bang".

Podríamos decir que estamos ante una versión desquiciada y actualizada de "L.A. Confidencial", solo que en manos de los dos tipos más torpes de la profesión, que no solo no mantienen los secretos más peligrosos nada guardados, sino que encima los entorpecen y además amplifican todos los posibles problemas que puedan surgir. En el caso de Gosling, merece la pena resaltar el registro de cenizo que Black le cuelga, muy a la zaga de un delirante Peter Sellers.

Lo más sorprendente es que este cúmulo de gansadas, a cual más loca, termina por funcionar: a partir del arranque del film se alcanza un tono que raya en lo más extremo, y una vez ahí no baja en ningún momento y llegando a varios clímax de lo más divertido. En serio.

Esta bizarra mezcolanza podría servir (¡Ojalá!) para hacer un reboot en la carrera de este director maldito, que con pocas películas ya se ha labrado cierto prestigio en Hollywood, pero cuyo último título como realizador (Iron Man 3), no solo no estuvo a la medida de las expectativas de la productora, sino que además fue crucificado por crítica y público. 

TRAILER


No hay comentarios: