Criminal: La bestia Costner

Criminal
Director
Guión
Douglas Cook, David Weisberg
Música
Keith Power, Brian Tyler
Fotografía
Dana Gonzales
Reparto
La montaña rusa que ha supuesto la vida de Kevin Costner, desde su paulatino ascenso hasta llegar al bombazo de "Bailando con lobos" y su posterior desastre con "Waterworld" sigue y sigue. Ahora reciclado en maduro galán que ha llegado hasta ser el padre adoptivo de "Supermán", sigue su andadura demostrando que como actor tiene muchísimo más que decir que como director o incluso como cantante (que también ha hecho sus pinitos): ahora ha trascendido a su propia leyenda, y no tiene que ubicarse ya en el patrón del "american hero", porque Costner tiene más registros, a pesar de su hieratismo natural.

Antes de nada, dejar claro una cosa: "Criminal" es una película fallida por muchos motivos; lentitud en la narración, argumento que no termina de ubicarse ni en la ciencia ficción, ni en el thriller, ni en la acción, ni en nada, resolución demasiado conservadora habiendo visto el tono restante de toda la película... Aún así, tengo que decir que me gustó. No solo eso, también me fascinó durante algunos momentos y creo que está rodada con oficio y acierto en las secuencias de acción -por fin un director que no piensa que los movimientos de cámara "enriquecen" las secuencias de acción!!!-.

El film plantea una compleja operación médica en la que se insertan los recuerdos y personalidad de un fallecido a una zona cerebral de un donante. El problema es que el receptor de toda esa información resulta ser un psicópata de manual, un tipo indeseable, peligroso, y lo que es peor, impredecible. Y en esa tesitura, hay en marcha una compleja situación en la que un hacker pretende dejar con el culo al aire al gobierno de los Estados Unidos, que puede poner al mundo al borde de una amenaza nuclear.

En ese bizarro mix en el que podemos ver desde las amenazas de seguridad en la información gubernamental en la mejor tradición de Edward Snowden hasta los entresijos políticos de las agencias de inteligencia -dispuestas a, literalmente, lo que sea con tal de conseguir sus planes y no salirse del presupuesto del congreso...- hay un aporte interesante: la relación y posterior humanización entre un médico y su paciente, en el límite de lo éticamente posible en la ciencia. ¿Sería razonable extraer los recuerdos de un moribundo para insertarlos en otra persona y de esa forma, convertir en inmortal al que ya no existe? ¿Qué pasa entonces con los recuerdos del del receptor, se integran con los nuevos o se borran? ¿Qué personalidad termina por dominar a quien han insertado los recuerdos? Interesante planteamiento que únicamente araña la superficie de un guión que podría haber estado mucho mejor.

Con un reparto de campanillas entre los que están los sólidos Gary Oldman, Tommy Lee Jones y una más que creíble Gal -Wonder Woman- Gadot, Kevin Costner sobresale por derecho propio, es la gran estrella del show. Y es paradójico cómo esta figura, antaño un verdadero referente en personajes buenos, ahora es capaz de convertirse en el mayor cabronazo que hayamos visto en mucho tiempo. Aún más, con todas las fronteras morales difuminadas en una personalidad que tiene poco que ver con la humana. No se trata ya de bondad o maldad, sino simplemente de vivir completamente al margen de cualquier regla moral de la sociedad. A su rollo, vamos. Y lo que ya es el remate de los tomates es cómo los recuerdos de un agente a punto de morir son capaces de "humanizar" a esta bestia parda, haciéndole sentir por primera vez de una manera más o menos "normal".

Con producción británica, esta interesante película se queda en parte fallida por la falta de definición en un guión que intenta contar muchas cosas... y al final no cuenta mucho. Aún así, resulta interesante a ratos. 

TRAILER


1 comentario:

Dibujos porno dijo...

Criminal, La bestia Costner.. la recomiendo totalmente.