El hombre del corazón de hierro: Un proyecto demasiado grande para este director

El hombre del corazón de hierro
Director
Guion
Audrey Diwan, David Farr, Cédric Jimenez (Novela: Laurent Binet)
Música
Guillaume Roussel
Fotografía
Laurent Tangy
Reparto
, , , , ,, , , , ,, , , 

Una de las personalidades más temibles de la Alemania nazi es Reinhard Heidrych, un hombre que ideó el plan del exterminio judío sistematizado e industrializado a través de los campos de concentración e incluso llegó a plantear la famosa "solución final", amén de ser un eficiente e implacable gestor de la inteligencia interna de las SS, el cuerpo de seguridad personal de Adolf Hitler que manejaba a su antojo todo el territorio nazi, junto con la Gestapo. Bueno, pues el cerebro que manejaba toda esa logística era Heidrych, alguien con una determinación absoluta, sistematizado, impertérrito y tan cruel que el mismo Führer le puso el mote de "El hombre con el corazón de hierro".

Toda la película gira en torno al atentado que realizaron dos paracaidistas checos y que acabó con la vida del jerifalte nazi y de toda la suerte de peripecia que tuvo dicha organización y resolución. Como película biográfica, se confirmaron mis mayores temores: normalmente las biografías tienen algunos momentos fascinantes, pero otros son de un soberano aburrimiento, que es lo que a la postre, sucede con el film: a partir del atentado, todo se torna lento, y el farragoso y artificialmente estirado metraje termina por ser realmente insoportable. Las dos horas de duración de esta gran superproducción francesa distribuida por los Weinstein, lejos de convertirla en un producto de empaque, la convierte en un auténtico peñazo.

Y no lo parece, porque de planteamiento y arranque tiene cosas de lo más interesante: lo primero, intentar conocer más la personalidad y motivación del aterrador nazi, entender cómo se convirtió en lo que era; y la verdad es que lo consigue, descubriendo las facetas más íntimas del personaje (su afición por el violín, la esgrima, su expulsión del ejército por un lío de faldas...) y acercándonos a su propio razonamiento -sobre todo cuando conoce a la que luego será su esposa, que es quien lo mete en el partido Nazi y le presenta a Himmler...-. Esa faceta de padre ejemplar, de complaciente esposo, está sólo dibujada, y cuando se va a profundizar en ella, ya se precipita toda la historia del atentado, que curiosamente está bien articulado en el arranque con saltos temporales muy curiosos, pero que rápidamente se torna en la clásica película bélica con poco interés. Apuntar que el particular físico del australiano Jason Clarke encaja a la perfección con la severidad del personaje nazi, y que también Rosamund Pike brilla en el papel de su esposa. 

Sobre el papel, me resultaba sugerente el acercamiento a una figura oculta clave en la Segunda Guerra Mundial, ya que todos hemos visto a Hitler, a Himmler, Borman, Goebbels... pero muy poco o prácticamente nada a Heidrych, aunque claro, se supone que el jefe del servicio secreto debía estar siempre a la sombra. Al fin y al cabo, estaba ahí para eso, pero parece que a este director le ha venido grande el proyecto.


Resulta inevitable recordar un film parecido, "Operación Walkiria" que aunque tenía más lustre que el que nos ocupa (Bryan Singer de director, su habitual guionista, el brillante Christopher McQuarrie, y la superestrella Tom Cruise de protagonista) resultaba igual de tedioso a la postre, precisamente por el mismo motivo: un guión que tiene una narración lineal de los acontecimientos, sin eliminar lo superfluo; el mismo error que todas las películas biográficas, por muchos atentados que puedan cambiar el curso de la historia....

Demasiado grande para un señor que ha demostrado que no puede fajarse con una historia tan importante no solo para el personaje, sino para todo el trasiego de la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto judío a manos de los nazis -aunque lamentablemente, el asesinato de Heidrych no consiguiera frenar los planes del tercer reich en su objetivo de exterminio de judíos-. 

TRAILER

No hay comentarios: