La liga de la Justicia: La "marvelización" de DC

La Liga de la Justicia
Dirección
Guion
Chris Terrio, Joss Whedon (Historia: Zack Snyder, Chris Terrio)
Música
Danny Elfman
Fotografía
Fabian Wagner
Reparto
, , , , , ,, , , , ,, , , , ,, , 
Productora
DC Comics / DC Entertainment / Dune Entertainment

Decididamente, Warner y DC están un poco perdidos: no terminan de concretar sus franquicias de superhéroes, y las mescolanzas que realizan ni son un sí, ni un no, sino todo lo contrario: el  intento de Snyder de crear una saga de adaptaciones de cómics más seria y profunda que las que realiza la Marvel (Disney) ha sido infructuoso, tanto por el resultado, como por la inclusión de Whedon -director de "Los Vengadores"- en el guión (y según dicen, en buena parte de la dirección) para así "marvelizar" el producto final, que no terminaba de convencer a Warner, llegando rodar nuevamente algunas partes de lo que ya estaba rodado. ¿El resultado? Pues una especie de extraño híbrido -un auténtico Frankenstein-, que comparte las supuestas ideas rentables de Marvel (el humor, la creación de un supergrupo para frenar una invasión extraterrestre con miles de monstruitos revoloteando por la atmósfera terrestre...) y algún ramalazo más "serio", que proviene de la faceta más adulta de DC, en su época de Miller, Ross, etc.

Y para dejarlo claro desde ya, como debería ser lógico en la promoción de la película -de manera que no lo considero spoiler ya que ¿qué sería La Liga de la Justicia sin el hombre de acero?-: sí, Supermán APARECE. Y bien. Y forma parte de La Liga de la Justicia, no es un simple cameo. Una vez desentrañada la gran incógnita que envuelve al estreno de la cinta, decir que son precisamente las partes con Supermán las más lucidas, efectivas, vistosas e interesantes de toda la película (a pesar del extraño gesto que tiene Cavill, al haberle borrado digitalmente el bigote que tenía cuando tuvo que repetir un nuevo metraje, añadido en el guión por Whedon y que por cierto, ha sido un gran acierto). La historia es bien simple: Bruce Wayne/Batman y Diana Prince / Wonder Woman forman un equipo de metahumanos (tal y como se describe en la anterior película de Warner/DC "Batman Vs. Supermán: el amanecer de la justicia") para frenar una invasión extraterrestre.

Resultan un poco frustrantes algunas cosas: A) El personaje de Aquaman, una reinterpretación libérrima del personaje, ya que además de no puntualizar quién es, y qué hace (¿es humano? ¿Es atlante? ¿Quiénes son los atlantes? ¿Qué poderes tienen?...) añade poco a la historia. B) Uno de los miembros fundadores de La Liga de la Justicia, Linterna Verde, ni está ni se le espera (aunque en un determinado momento del film haya una referencia a los Green Lanterns Corps...). C) ¿Por qué se han empeñado en el marketing de la película en ocultar la presencia de Supermán? y para rematar D) ¿Por qué han elegido a uno de los peores malos de la historia del cine en las películas de superhéroes? (Aunque Steppenwolf fuera creado por el gran Jack Kirby, en esta película no es más que un muñeco infográfico bastante mal realizado y con interés cero patatero... con la de personajes fascinantes como Brainiac, Luthor, Darkseid, Joker, etc. que podrían haberse sacado...). Si a todo ello le añadimos que el desarrollo de la película es tan simple como el mecanismo de un chupete (presentación de todos los miembros, primera batallita que como suele pasar, resulta un fracaso, y gran batalla y mascletá final, donde evidentemente, todo termina por arreglarse...), resulta, como digo, bastante frustrante. Básicamente, porque a día de hoy el universo DC tiene la suficiente enjundia argumental como para poder sacarle muchísimo más partido, en vez de apostar por el público adolescente e infantil menos exigente para rentabilizar el merchandising y las entradas a las atracciones de los parques Warner, algo exactamente igual que hace Disney en los suyos con las películas Marvel. El sueño de todo ejecutivo: encontrar una fórmula en las películas que funcione y no preocuparse más que aplicarla y venga a trincar millones.

Tengo que reconocer que Affleck es quizás uno de los mejores Bruce Wayne/Batman de la historia (aunque en la película se le ve un poco desganado...), y que Cavill también está genial como Clark Kent/Supermán. Incluso puedo llegar a comprar a Ezra Miller como ese jovenzuelo perroflauta que en realidad es Flash, pero todo lo que me gustó Gal Gadot en su película en solitario como Wonder Woman, aquí la veo estática, inexpresiva, sin aprovechar al personaje ni a sus recursos. Lo mismo me sucede con Ray Fisher, cuya esforzada interpretación como Cyborg me sobra -más por el personaje en sí, que por su registro- y no digamos con Jason Momoa y su tremendamente macarra Aquaman, la antítesis del educado, refinado y exquisito príncipe de Atlantis, todo un dechado de aristocracia.

A pesar de que los efectos visuales resulten tan chocantes y digitalmente falsos como los de Los Vengadores (muñequitos voladores a manta, como con los Chitauri de la primera película, y los androides de Ultrón en la segunda...) la cinta tiene momentos de acción que no están mal, e incluso de gran espectacularidad. Pero todo queda deslucido, hay demasiada presencia de efectos digitales, todo resulta muy artificial -incluso Steppenwolf desaprovecha la gran capacidad interpretativa del excelente Ciaran Hinds, que lo interpreta-.

Me pasó algo realmente sintomático en la sala abarrotada cuando vi la película: había público de todas las edades y los más pequeños (hasta los 15 años) aplaudieron a rabiar, encantándole la película de principio a fin, con grandes gestos y demás. Pero curiosamente, el público que tenía más de 15 años en adelante, salió bastante decepcionado de la proyección. Esta bizarra polarización se deba probablemente, por la banalización "marvelizada" de todo este universo DC. Tengo verdadero interés en la evolución que tendrán los superhéroes Marvel en las películas de la Warner, especialmente Supermán -que repito, está fenomenal en esta Liga de la Justicia- y por supuesto, Batman -al parecer Affleck ha manifestado que quiere seguir protagonizando la nueva película por separado del hombre murciélago.

Como juguete de divertimento y evasión ligera, sin mucha profundidad, es una película disfrutable, entretenida, e incluso se permite el lujo de tener momentos cómicos que encajan (sobre todo los que vienen del personaje de Flash, que se ha erigido en el elemento que desdramatiza muchas escenas), aunque se den demasiados chistes a lo largo del desarrollo de la historia , y se intente desesperadamente en contentar a todo tipo de público (infanil, adolescente, aulto, amantes del cómico, gene que no ha visto jamás un cómic...), ...), utilizando todo tipo recursos, incluidos los temas principales de Batman (creado por Danny Elfmann) y Supermán (creado por John Williams, y que estará en el inconsciente colectivo de todos.   

Como amante de los cómics, del cine, realmente esperaba más de los superhéroes más icónicos, y del supergrupo más importante en la historia de las novelas gráficas. Con lo fácil que hubiera sido adaptar "Justice", el cómic realizado por Alex Ross para La Liga de la Justicia... 

TRÁILER


No hay comentarios: