Han Solo (una historia de Star Wars): Voluntariosa... pero insuficiente

Han Solo (Una historia de Star Wars)
Dirección
Guion
Lawrence Kasdan, Jon Kasdan (Personaje: George Lucas)
Música
John Powell
Fotografía
Bradford Young
Reparto
, , , , ,, , , , ,, , , , ,, , , 
Resulta irónico que la segunda secuela no oficial de la saga Star Wars -la primera fue Rogue One- se estrene precisamente el día del orgullo friki -el 25 de mayo-, que es la fecha en que se estrenó hace ya 41 años la primera película de la franquicia, allá por 1977 -y que luego nos enteraríamos que en realidad, era la cuarta de toda la historia...-. Si en la primera película no oficial nos hablaba del comando rebelde que consiguió los planos de la Estrella de la Muerte, en esta ocasión Lucasfilm ha echado mano de su personaje más carismático, el macarra de las galaxias, el malote de buen corazón capaz de seducir a la mismísima princesa Leia y que tenía a un enorme gorila peludo de compañero. Han Solo, claro, fue la quintaesencia de la rebeldía contrapuesta al poder establecido, el soplo de aire fresco que necesitaba esta serie, como en su día lo fue el Capitán Kirk de Star Trek. Y nada mejor que una precuela para poder explicar el origen del personaje, contando además con el mismísimo Lawrence Kasdan -guionista de "El Imperio Contra ataca"-.

Claro que el error de bulto comienza porque Kathleen Kennedy -la mandamás de esta productora, comprada por Disney- ha elegido a un artesano bastante neutro y poco problemático para afrontar este proyecto, porque Ron Howard, además de estar siempre lampando por un Oscar -y haciendo películas propias para ello...- que consiguió con "Una mente maravillosa", se caracteriza por no dar problema alguno y ser de lo más obediente con las productoras que le encargan los trabajos. Si bien es cierto que en su día Howard hizo películas tan interesantes y refrescantes como "1,2,3, Splash", "Cocoon" o incluso "Willow" -esta última producida por el mismísimo George Lucas, antaño propietario de Lucasfilm, y que en realidad era casi una versión apócrifa de Star Wars...-, paulatinamente su cine ha ido degradándose hasta quedar en productos bastante neutros, carentes de alma. Orquestados y oficiados para conseguir A) mucha taquilla o B) un Oscar de la Academia de Hollywood.

Y quizás eso sea lo peor de la película: a pesar de que el guión de Kasdan -y de su hijo, que también colabora en el guión...- no está nada mal y desgrana uno por uno todos los elementos de interés del personaje -el halcón milenario, los orígenes, las armas, Chewbacca, quien fue su mentor o mentores, etc.-, la dirección flojea bastante a partir del arranque y a pesar del (gran) presupuesto y las secuencias de acción, la película tiene grandes baches donde decae bastante el interés, tornándose realmente aburrida. Toda la parafernalia desplegada por Lucasfilm, donde también se incluye una banda sonora de Williams que rescata buena parte de sus creaciones para la saga, está eficazmente situada e intenta en todo momento jugar con la memoria de los espectadores en torno a la mitología de la saga. Y eso es como empezar un partido de fútbol con dos goles a favor: es muy fácil acertar.

El caso es que, seamos justos, la película no está nada mal; pero queda... desvaída. Por mucho que se busque la complicidad con toda la saga y las filiaciones del público -los incondicionales seguirían disfrutando fuera la película como fuera, no nos engañemos...-, hay que puntualizar que es un producto manifiestamente menor. Empezando por la plana dirección de Howard, y (ay) por la elección de Alden Ehrenreich como el Han Solo joven. Todos los (grandes) esfuerzos del chaval, tanto en chulería como en intensidad, quedan parcialmente fallidos, sobre todo por la enorme sombra del gran Harrison Ford, que compuso un personaje de manera inolvidable y que pasó a la historia del cine. Este caramelito envenenado Ehrenreich lo ha digerido lo mejor que ha podido, y aunque tiene momentos acertados, otros tantos queda reducido a un personaje de opereta, ridículo. Un verdadero fantoche disfrazado de Han Solo, pero que no le llega ni a la suela de las botas. En cambio el reparto de secundarios, empezando por Emilia Clarke, está realmente bien. Quizás únicamente el tono excesivamente paródico de Woody Harrelson desentone un poco, pero por lo demás, no está nada mal.

Pero, a lo que vamos: ¿es una película disfrutable? Si, aunque a ratos (y otros también nos aburriremos, que las explosiones y las persecuciones no garantizan una buena película). ¿Explican todo lo que queremos saber del personaje? Si, aunque hay cosas que están un poquitín metidas con calzador, haciendo demasiadas e inexplicables concesiones con parte de la mitología de Star Wars que en realidad no tiene por qué estar ahí. Lo que tengo claro es que todos los fervientes seguidores de las aventuras galácticas la van a disfrutar de lo lindo. Y yo también lo hice... aunque a ratos.

TRAILER

No hay comentarios: