Durante la tormenta: Muy bien, pero...

Durante la tormenta
Dirección
Guion
Oriol Paulo, Lara Sendim
Música
Fernando Velázquez
Fotografía
Xavi Giménez
Reparto

, , , , ,, , , , ,, , , , , 
Sin llegar a hacer aspavientos, parece que la producción en cine (y ya puestos, en series...) de A3 media es infinitamente mejor que la de Mediaset, ya que realiza productos de mejor factura, profundidad y efectividad. Y encima de diferentes géneros, ya que Mediaset parece haberse especializado en comedias estúpidas con muy poco interés. En este ámbito, y con la vocación legítima de ser buen cine de género, está este film que recupera la famosa diatriba de los viajes en el tiempo para retorcer una historia en varias líneas argumentales y ver dónde nos lleva. Paulo, además ha tenido la capacidad de trufar toda la historia con elementos de "thriller" policíaco, llegando a grandes niveles de tensión e incluso sorpresa, algo muy de agradecer.

El problema es que, aunque estamos ante un film apreciable, a Paulo le pasa siempre lo del "pero". Es un buen cineasta, pero no remata sus películas. Escribe guiones interesantes, pero no los termina bien. Puede ser un gran cineasta pero le falta convencer en sus películas... ese "pero" revolotea por todo lo que hace, aunque eso no quite que reconozca que tiene bastante talento y que seguramente dentro de un tiempo, conseguirá pulir mucho mejor sus películas y subir el nivel (que dicho sea de paso, para lo que se hace actualmente en España, está más que bien).

La sugerente premisa -una mujer se comunica fortuitamente con el pasado, llegando a tener la capacidad de cambiar el futuro modificando ese contacto...- desgraciadamente ya la hemos visto en infinidad de ocasiones en el cine: cualquier aficionado al cine fantástico podría recitar de memoria todas esas películas que desde el inicio del cine, hasta la saga de "Regreso al futuro" han jugado con las paradojas temporales. Pero hay una cinta del año 2000, "Frequency", que tiene demasiados elementos en común, ya que aunque en esa película el elemento de unión temporal era una radio y en la que nos ocupa es una cámara de video y una televisión antigua, esa modificación de la línea espacio-temporal también se repite, ocasionando por un lado elementos positivos, pero desgraciada e inesperadamente, también acontecimientos muy negativos. No obstante, el guión juega bien con el suspense y mantiene bien el interés.

La factura de la película es más que correcta, pero ya que estamos con los "peros", le pondría uno muy gordo a la banda sonora de Fernando Velázquez, que llega incluso a recordarnos los tópicos del "Mickey Mousing" -evoluciones ridículas de la música a la vez que los personajes realizan alguna acción...- que desvirtúa el buen tono general de una película que realmente tiene estilo, pero que podría haber mejorado (y ya que estamos, también le eliminaría ese casi permanente filtro ocre estilo "hipster", le subiría la iluminación y el contraste, que llega a ser cansina esa imagen).

Otro "pero" es la dirección de actores, que a veces parece írsele de las manos a Paulo, llegando a resultar ridículamente sobreactuados algunos actores en momentos que realmente no pegan en absoluto (me sorprendió especialmente la excelente Adriana Ugarte, que aunque está realmente bien en el film y sobre ella recae todo el gran peso de la película, tiene algunos momentos en los que, poniendo cara de loca, se sale completamente del registro y del tono general de la escena. Y eso no es culpa de la actriz, sino del director, que no sabe explicarle bien el tono y grado del personaje en ese momento). No obstante, el nivel actoral es realmente bueno ya que además de Ugarte, también están brillantes Chino Darín, Álvaro Morte y Javier Gutiérrez (bueno, siempre lo están, pero aquí funcionan realmente bien en sus personajes).

En realidad, cuesta un poco entrar en la historia, ya que se intenta desde una versión "científica" explicar -bastante mal, por cierto- el fenómeno. Parece mentira que no hayamos aprendido nada de series televisivas como "Cuentos asombrosos", "En los límites de la realidad" o "Creepshow", donde sucedían acontecimientos naturales sin explicación y en ese contexto, nos contaban una historia. Y no pasaba nada, pero precisamente porque nos sitúan perfectamente en la situación (explicándonos algunas reglas someras) pero sin caer en la explicación exhaustiva, porque entre otras cosas, además de ridícula, suele funcionar justo al revés: nos saca de la historia.

A pesar de todo lo anterior, es una película muy interesante, que logra conectar casi todo el tiempo y que, a pesar de sus "peros", tiene un buen desenlace.

TRAILER


No hay comentarios: