> Canal de Cine FEDERICO CASADO: Terminator (Destino Oscuro): ¿Hacía falta?

Terminator (Destino Oscuro): ¿Hacía falta?

Terminator (Destino Oscuro)
Dirección
Guion
David S. Goyer, Billy Ray, Justin Rhodes (Historia: James Cameron, Charles H. Eglee, Josh Friedman, David S. Goyer, Justin Rhodes. Personajes: James Cameron, Gale Anne Hurd)
Música
Junkie XL
Fotografía
Ken Seng
Reparto

, , , , , , , , , , , , 
Que James Cameron revolucionó el cine de acción y ciencia ficción con la franquicia "Terminator" está más que claro -y más tarde, volvió a hacerlo con "Aliens" y una vez más con "Avatar"-. Que destiló todo lo mejor del género en "Terminator 2", elevándola a la película casi perfecta. Pero no es menos cierto que tan rentable franquicia ha ido dando tumbos cada vez más demenciales hasta convertirse en una (mala) caricatura de lo que fue, y ni la presencia de Schwarzenegger la ha salvado de la cada vez mayor irrelevancia. Vale, se han hecho cosas divertidas que medio contentan a los miles de seguidores de la franquicia, pero seamos serios: esto ha llegado a un punto de no retorno, en el que el interés era cada vez mayor.

Pero ahora han querido dar un giro radical a todo: ahora resulta que James Cameron vuelve a tomar el control de la franquicia, produce y recupera a la mismísima Sarah Connor (Linda Hamilton) para una nueva parte, reboot, remake o como queramos llamarlo (que luego acotaremos con mayor claridad). Y encima cuenta con un director de narrativa ágil y contemporánea, Tim Miller, el director de "Deadpool" (uno de los superhéroes de culto, muy políticamente correcto). Sobre el papel, es una luz de esperanza, una mayor seguridad de lo visto hasta ahora... y todo bien. O todo mal.

Es innegable que la película tiene secuencias de acción ejemplarmente rodadas, que te dejan sin respiración. Momentos realmente espectaculares, en la línea de lo mejor de James Cameron, sin desmerecer a nada de su filmografía. Pero... al final estamos hablando de un "remake" (o sea, una nueva versión) más o menos apócrifa de "Terminator 2". Y no solo en lo argumental (con algunas mínimas variaciones que añaden un poco de salsa...pero muy poquito), sino en lo estético (con un Terminator malvado -ahora es el Red-9- que también es de metal líquido y es tremendamente resistente a todo lo que podamos hacerle para acabar con él), y por supuesto, en los personajes, en los que se recupera al mítico T-800 (Arnold Schwarzenegger) y a Sarah Connor (Linda Hamilton). O sea que la ecuación queda de la siguiente forma: del futuro vienen dos seres, uno es una aguerrida soldado que ha sido mejorada tecnológicamente, y el otro es un Terminator. La soldado tendrá que proteger por todos los medios a Danny, una chica mexicana, y el Terminator se la tendrá que cargar. A esta trama se une la de Sarah Connor y el T800, que ayudarán a que el malvado Terminator no se salga con la suya...

La gran pena de esta película es el intento de hacer las cosas otra vez de la misma forma, pero intentando meter las nuevas tendencias y gustos del personal. Para empezar, la película se desarrolla en buena parte en México, donde está la chica, ahora mexicana, que quieren proteger/matar para que el futuro no cambie/cambie (que por cierto, el Terminator ahora también es mexicano, y hay muchos actores españoles interpretando a mexicanos, desde Enrique Arce a Tristán Ulloa y Alicia Borrachero, volviendo a los tópicos de Hollywood...). Además hay un intento bastante descarado de cambiar de género a los protagonistas, que ahora son LAS protagonistas, que tienen un papel muchísimo más activo y determinante en toda la historia. Argumentalmente, debería haberse llamado "Terminator 3", ya que retoma prácticamente después de esa gloriosa segunda parte de la franquicia.

Si no existiera la saga, si se desvinculara de la misma, estaríamos ante una película impresionante, deslumbrante, con un ritmo endiablado y con toda la épica y las claves que nos han hecho saltar del asiento en el mejor cine. Pero el problema es que todo esto ya lo hemos visto en "Terminator 2", y este lavado de cara no es suficiente como para que nos la tomemos realmente en serio. Los muchos esfuerzos en hacer bien las cosas, y las notas de épica en la historia -con la trascendentalidad del futuro de la humanidad, avocado si o si a la guerra con la inteligencia artificial de un modo u otro...- no son suficientes para que nos sorprendamos y hay cierta sensación de hartazgo casi desde el arranque de la película (es que ya vemos las bolas energéticas del salto del tiempo y es rememorar casi 35 años de la historia del cine, que es cuando se estrenó el primer Terminator).

Este "canto del cisne" de la saga es evidentemente mucho más noble que las últimas sagas que hemos visto (La rebelión de las máquinas, Salvation, Génesis y la serie de las crónicas de Sarah Connor) pero cuando uno la está viendo y disfrutando de esta nueva ración (bien despachada) de cyborgs asesinos intentando cambiar el futuro asesinando a alguien en el presente, uno no puede dejar de preguntarse ¿realmente hacía falta? Si es para dignificar el final de la saga, quizás sí. Pero o mucho me equivoco, o se han dejado bastantes mimbres para poder seguir haciendo películas de Terminators. Y de esa manera, volveríamos otra vez a lo que ya ha pasado.

TRAILER

No hay comentarios: