Se le pasó la rosca

Iron Man 2

Estoy desolado: ¿cómo se ha podido permitir que una de las más prometedoras franquicias de cómics en pantalla haya llegado a estas cotas de ignominia? Claro, solo hay que pensar que Disney ha comprado Marvel. Una vez clara esta aseveración, uno se explica en lo que han convertido a Iron Man. Ya no es un superhéroe. Ni es un rico play boy con problemas de alcoholismo y promiscuidad. No, ahora es un simple payaso, un zoquete que ve como su vida pasa por delante de sí mismo sin ser capaz de hacer nada, cogiendo unas cogorzas de muerte -¡¡incluso vestido de Iron Man!!- y dejando las riendas de todo en manos de los demás. Un cachondeo, vamos, orquestado y servido para los más pequeños. Y digo yo ¿por qué no cierran esta franquicia y se dedican a hacer películas de dibujos animados para los más pequeños, como ya hace Marvel/Disney en televisión? (especialmente deleznable es ver a Los Vengadores convertidos en bebés luchando por el mundo…). Todo lo que se prometía en la primera parte, se ha tirado por tierra: ese universo “Ultimate” que se podía haber utilizado tanto en estética como en temática, se ha destrozado. Ni siquiera por la aparición de Natasha Romanoff (alias la Viuda Negra) o del Coronel Nick Furia se levanta un poquito el vuelo. Todo está bastante mal traído, sobre todo por haber cogido al actor Justin Theroux –cuyo ÚNICO crédito como guionista es “Tropic Thunder”- para escribir esta segunda parte, frente al sólido plantel que escribió la primera, Mark Fergus, Hawk Ostby, Art Marcum y Matt Holloway. Este equipo no solo respetó el planteamiento original de los míticos Stan Lee, Don Heck, Larry Lieber y Jack Kirby, sino que además hicieron evolucionar a todos los personajes, humanizándolos de manera ejemplar (recordemos que entre los títulos de estos guionistas está “Hijos de los hombres” de Alfonso Cuarón y la revitalización de “El Castigador” en “Punisher: War Zone”, título este último nada ortodoxo, pero efectivo como filme de acción brutal). El hecho es que desde el principio ya olía la cosa: ¿por qué sustituir a Terrence Howard –un excelente actor que dio vida en la primera parte de Iron Man a Rhodey- por Don Cheadle –otro gran actor pero si el que ya estaba lo bordaba…¿por qué cambiarlo? ¿es que quería cobrar más? ¿es que Cheadle es más comercial?-. El resultado es que a Iron man se le han pasado las roscas de los tornillos, y se ha quedado hecho una piltrafa, con las juntas con demasiada holgura, y todo reducido a un espectáculo de efectos visuales apabullantes a cuál más impresionante…pero todo vacío. En esta segunda parte Tony Stark tiene serios problemas para que el gobierno de los Estados Unidos se frene al intentar poseer su tecnología militar. Para colmo, aparece Ivan Vanko, un ruso que parece tener parte de esa tecnología, retándolo en mitad de una carrera de coches en Mónaco. El mundo zozobra cuando un magnate rival de Star, Justin Hammer, intenta poseer esa tecnología para asegurarse contratos militares con el pentágono. En medio de todo este lío, resulta que Stark en un arrebato hace directora de sus empresas a su secretaria, y una intrigante pelirroja, Natalie Rushman, pasa a ser su asistente personal. ¿El resultado final? Mucho ruido y pocas nueces. Muchos vuelos, armaduras, infografía, chistes fáciles y muecas al mogollón… pero muy poco de cine. Y todavía menos de aventuras, porque aquí sabemos desde el minuto uno cómo va a terminar la película. Es un film muy pobre, paradójicamente y a pesar de todo el dineral que ha costado hacerlo –concretamente, 135 millones de dólares-. Pobre por sus resultados, por su capacidad de emocionar –realmente nula, ni en las secuencias de acción, ni en las secuencias más románticas…- y sobre todo, pobre por su NEFASTO guión.

TRAILER

5 comentarios:

Ichabod Crane dijo...

"...ahora es un simple payaso, un zoquete que ve como su vida pasa por delante de sí mismo sin ser capaz de hacer nada, cogiendo unas cogorzas de muerte -¡¡incluso vestido de Iron Man!!- y dejando las riendas de todo en manos de los demás. Un cachondeo, vamos, orquestado y servido para los más pequeños..." Pues yo lo veo bastante incorrecto viniendo de Disney jejejeje.
No la he visto (aún). Sinceramente, espero poco. La primera me pareció divertida y con un Downey Jr. en su salsa. Y supongo que en ese sentido será más de lo mismo. Y respecto a la compra de Marvel por Disney, cuando se produjo esta película ya estaba en proceso de producción, no? No creo que haya influido demasiado.
Un abrazo... y bienvenido a TU humilde web (por dónde andas???)

Federico Casado Reina dijo...

Para variar, Ichabod, opinamos de manera diferente: yo creo que ha sido definitivo que Disney comprara Marvel para la "banalización" de todo el universo, que ganó bastante con la "oscuridad" de sus héroes. O mucho me equivoco o DC le va a ganar la partida con la franquicia de Nolan-Batman.
Gracias por tu fidelidad, y aqui estamos de nuevo en la brecha :)

Sergio dijo...

Terrence Howard pedía demasiado dinero (de hecho ya costó muy carito en la primera parte) según leí por ahí.

Hostias, ¿tan mala es? Si yo tengo Iron Man como la revitalización (X-Men aparte) de la Marvel...

Federico Casado Reina dijo...

Pues si, Sergio. Mala de solemnidad. Ridícula, poco creíble, llena de patochadas sin gracia... una lástima :(

Ichabod Crane dijo...

Pues tengo que darle la razón Sr. Casado. Es muy mala. Escenas mall rodadas, muchos fallos de raccord, alargada, Mickey Rourke...bueno la peli no iba con él, Cheadle hecho un mamarracho.
Lo mejor, como mucho, Downey Jr. y algunas de las perlitas que suelta, tipo he privatizado la guerra o el detalle de los fresones.
Hay un detalle que me llamó mucho la atención ante el aburrimiento que tenía encima: cuando Sam Rockwell tiene su primer encuentro con el personaje de Rourke...¿¿¿por qué tiene las manos tan bronceadas??? Es algo brutal.
En fin, para nada recomendable y hace que en comparación la primera pase de ser una película simpática a una auténtica obra de arte.
Favreau tiene mucho que aprender del Kick-Ass de Vaughn, llena de escenas muy potentes, con gracia, no exenta de incorrección (el personaje de Hit Girl sí que daría para un spin off). Por cierto, he de decir que de este tipo también me lo pasé muy bien viendo Stardust y Layer Cake. A ver lo qué hace con lo nuevo de X-Men
Un abrazo