¿Tiene límites la estupidez?

Jackass 3d

Vale, a todo el mundo le gusta hacer el gamberro ¿Quién no se ha descontrolado un fin de semana con los amiguetes, desbarrando a placer, emborrachándose o haciendo cosas que en un estado medianamente estable sería incapaz de hacer? Bueno, pues imagínense a gente para los que esa excepcionalidad, fuera no solo lo cotidiano… sino además su modo de vida. El delirio permanente. Pero aún hay más: en ese desmadre, en ese delirio completo, mezclemos no solo el recochineo de hacerle la puñeta al de al lado, sino el de disfrutar haciéndoselo uno mismo. Bueno, pues eso es lo que Johnny Knoxville y sus chicos han vuelto a hacer en esta nueva aventura de Jackass (o lo que es lo mismo, burro, estúpido, en inglés) solo que la han elevado supuestamente al nivel de espectáculo al hacerlo en tres dimensiones. Si las guarradas que habíamos visto hasta ahora (como inspirar los pedos de alguien, comerse los vómitos, estrellarse contra farolas, sufrir en los ojos el ataque de sanguijuelas…) te parecían salvajes, pues imagínatelo ahora casi salpicándote encima. Vale, es un desmadre, es un delirio pero… ¿tiene gracia? Confieso que algunas de las burradas que han hecho en esta ocasión son de lo más imaginativo (como sujetar un retrete a unos elásticos enormes y subirlos con una grúa para agitar el retrete –con una persona dentro, obviamente- para crear el “batido de mierda”) pero la verdad es que no me he reído ni una sola vez. Si que he sentido ganas de vomitar, e incluso sorpresa por el ingenio de las locuras que se han tramado… pero en realidad lo que veo es que por muy estúpido que sea alguien, siempre puede llegar a ser más estúpido todavía. La estupidez no tiene límites, por mucho que uno se imagine. Y este es el ejemplo perfecto. Qué barbaridad, por favor…

TRAILER

No hay comentarios: