Deslumbrante, seas o no trekkie

Star Trek: en la oscuridad
Director: J.J. Abrams
Guión: Alex Kurtzman, Damon Lindelof, Roberto Orci (Serie original: Gene Roddenberry)
Música: Michael Giacchino
Fotografía: Dan Mindel
Reparto: Chris Pine, Zachary Quinto, Zoe Saldana, Benedict Cumberbatch, Karl Urban, Simon Pegg, Alice Eve, Bruce Greenwood, Peter Weller, Anton Yelchin, John Cho, Noel Clarke

Antes que nada, vaya una declaración de intenciones; más aún, una confesión: soy trekkie de toda la vida. Pero ojo, eso no quiere decir que el logo de Star Trek me haga nublar la visión. Por ejemplo, aunque soy fanático de "Star Trek, la nueva generación" (esto es, Picard, Data, Worf, etc.) hay pocos capítulos que me gusten de la serie televisiva original del año 1966 "Star Trek" y los personajes clásicos de James T. Kirk o el Sr. Spock no me parecen en absoluto los mejores de la saga. No obstante, me encanta toda la prospección que hizo en su día Gene Roddenberry sobre el futuro de la humanidad, la Federación de Planetas Unidos, y por supuesto, el mítico U.S.S. Enterprise, la nave con motor de curvatura capaz de explorar los lugares más recónditos de espacio "donde ningún hombre ha llegado jamás".

La inteligencia de J.J. Abrams a la hora de revitalizar la franquicia ha sido notable: ya con la anterior película dirigida por él (que hacía la número once) logró actualizar y hacer creíble toda la mitología clásica de la saga, respetando la intención y resultados de la serie de televisión original. Con un casting muy bien encajado -tanto físicamente, como a nivel actoral, destacando Chris Pine y Zachary Quinto como los eternos Capitán Kirk y Sr. Spock- supo rescatar la filosofía y elevarla al nivel del cine-espectáculo más contemporáneo, aunque con ciertas licencias que "irritaron" (lo pongo entrecomillado porque únicamente le pasó a los más radicales puristas) a los seguidores de la saga. Bueno, pues ésta su siguiente adaptación de Star Trek, no solo ha respetado prácticamente todos los ejes de serie, sino que además se ha permitido hacer permanentes guiños a toda la saga, que seguro los trekkies captarán a la primera. Un sentido y esforzadísimo homenaje que lo cierto y verdad es que le ha salido tan bien, que los que no conocen la saga -y ni les importa- también disfrutarán de lo lindo con una cinta esplendorosa, bien construida, de sólido guión y mejor desarrollo: después de su última misión, el Capitán del Enterprise sigue pasándose las leyes por el forro, y tras caer en desgracia con la Flota Estelar, resulta que se produce un atentado terrorista en una biblioteca de la Federación. Claro que eso es solo la punta del iceberg, porque toda la Flota tendrá que enfrentarse a un destino incierto cuando se cruza en su camino el peor enemigo que pudieran imaginar... y que viene desde dentro de la propia organización.

Por una vez estoy completamente de acuerdo con Abrams en no desvelar la trama: en los trailers vemos acción, vemos un guión complejo y unos personajes que luchan por sobrevivir... y eso es precisamente lo que pasa. Me niego a desvelar ni una sola coma más del argumento. Pero puedo aseguraros que no solo es apasionante, sino que va a satisfacer tanto a trekkies -¡¡¡cómo disfruté, madre del amor hermoso!!!!- como a los no-trekkies. Incluso me atrevería a decir que este film tiene la grandeza y la épica de la mejor de las películas de la saga de Star Wars (es decir, "El Imperio Contraataca", de la trilogía original).

El carrusel de personajes que el guión de Kurtzman, Lindelof y Orci realiza es para quitarse el sombrero, y lo mejor, todos encajados en una estructura dramática impecable donde todo funciona. Ojo, que no solo me estoy refiriendo a licencias científicas y técnicas -que también son respetadas a rajatabla, según la tradición Trekkie- sino al perfil de los personajes, que siguen a los de la serie original de televisión: Jim es un chulángano y pendenciero, pero de valor sin igual, Spock es insoportablemente lógico, "Bones" McCoy es realmente cargante, Scotty es un desastrado genio, Uhura es una perfecta y eficiente oficial -además de guapísima-, Sulu es un piloto más que capaz, Chejov, un niño prodigio... y los que quedan, claro.

Si la banda sonora de Giacchino nos sorprendió y maravilló en la primera parte, en la segunda funciona aún mejor: se siguen utilizando los leit-motiv creados, y en esta película número doce de la saga, aún encajan mejor. Y encima, también se utilizan algunas notas de las series televisivas de toda la vida... no digo más.

Pero lo mejor del film, es que Abrams se ha mejorado. Me explico: aunque ya en la anterior alcanzó una fórmula casi perfecta, aún se le notaba el rebufo de vendedor de humo de la serie "Lost": prometía mucho y luego no daba nada. Ahora no sólo no es así, sino que a diferencia de otros directores y guionistas del actual Hollywood, que únicamente pretenden apabullar con miles de explosiones atronadoras en la sala y reforzadas por una banda sonora demasiado grandilocuente, esta cinta tiene la habilidad de dosificar los momentos de acción -por supuesto, rodados de manera impecable, con efectos visuales de impresión, y picos de tensión realmente de infarto- con otros de más tranquilidad, sin llegar a perder el ritmo. Una combinación que yo llamaría perfecta, y no lo digo por ser trekkie, sino por ser sencillamente cinéfilo, y amante del buen cine, sea de acción o no.

Un ejercicio de auténtico diez, y que deja claro que Abrams y todo su equipo (culpo en gran parte al excelente guión de sus colaboradores) son capaces de enfrentarse a cualquier película rescatando su espíritu y logrando dotarlo de credibilidad al público, sin que le exijan pacto alguno al principio de la película, y sin que tengan que ser condescendientes. Si alguien tenía la duda, yo ya no la tengo: Abrams es el sucesor de Spielberg, por derecho propio. Y qué mejor que nos hayamos dado cuenta con una película de Star Trek.

Desde luego, si esta actualización la hace igual con la próxima de Star Wars, los amantes del cine de ciencia ficción podemos estar de enhorabuena porque dos de las mayores (y mejores) tradiciones de la historia del cine tienen su (buen) futuro más que asegurado.
 
TRAILER


No hay comentarios: