110 pulgadas y 4K: ¿El principio del final del cine en salas?

Fuente: noticine.com

El gigante coreano de la electrónica Samsung acaba de presentar un enorme televisor de 110 pulgadas, es decir el doble de los grandes que ahora podemos encontrar en la mayoría de los comercios del ramo, y por supuesto de Ultra Alta Definición, lo más parecido a ver cine en un complejo de multisalas. Pese a su alto precio que se encuentra muy lejos de cualquier bolsillo razonable (150 000 dólares), podemos estar ante un golpe de gracia al negocio de la exhibición, y así lo piensa Variety, que dice en un artículo que "Hollywood debería empezar a preocuparse".

 
Los televisiores de Ultra HD (4K) cuentan con una resolución de 8 millones de pixeles (frente a los actuales 2 millones de las teles Full HD, con 3840 X 2160 pixeles, una diferencia apenas perceptible sobre los standars del cine digital que encontramos ahora mismo en las salas comerciales (4096 x 2160 px.). Opina el medio que frente al avance en la tecnología más generalizado estos últimos años (el 3D), que no se ha revelado como tan exitoso, la Ultra Alta Definición sí puedo ser algo tangible en el medio plazo y que revolucione la industria.

Opina Variety que si se considera que el negocio de la exhibición, en Norteamerica, se encuentra estancado, con unas ventas de entradas que apenas han crecido respecto de 2012, la generalización de los televisores con pantalla gigante y los equipos de sonido home cinema puede perjudicar al negocio de la exhibición. Preve la publicación -además- un rápido descenso de precio en los aparatos, lejos de los ceros del nuevo Samsung de 110 pulgadas. Actualmente, en algunos grandes almacenes estadounidenses pueden ya adquirirse televisores de 4K y 65 pulgadas por menos de 3000 dólares.


Otra cuestión es que la norma de la Ultra Alta Definición se generalice entre los emisores de contenidos, que en algunos casos y países aún ni siquiera han asumido la HD de 1080 pix. Si los canales de televisión no parecen tener prisa, sí que las plataformas digitales como Hulu o Netflix están experimentando con los 4K.

Según NPD DisplaySearch, las ventas mundiales de televisores en Ultra HD pasaría de 1,3 millones este año a 23 millones dentro de cuatro años, en 2017, y Variety sentencia que los ejecutivos de los estudios de Hollywood probablemente se verán obligados a acentuar el rigor respecto de las películas a las que dan su luz verde, pensando en aquellas más espectaculares (y caras) que ofrecerían un plus en la gran pantalla de un cine. "Como resultado, hay que esperar menos asunción de riesgos y más secuelas en los próximos años", dice la publicación industrial estadounidense.

No hay comentarios: