Guardianes de la Galaxia: Mutación de Marvel a Disney 100% completada

Guardianes de la Galaxia

Director: James Gunn
Guión: James Gunn, Nicole Perlman (Cómic: Dan Abnett, Andy Lanning)
Música: Tyler Bates
Fotografía: Ben Davis
Reparto: Chris Pratt, Zoe Saldana, Dave Bautista, Bradley Cooper, Vin Diesel, Lee Pace, Michael Rooker, Karen Gillan, John C. Reilly, Djimon Hounsou, Glenn Close, Benicio del Toro, Laura Haddock, Peter Serafinowicz, Ophelia Lovibond, Sean Gunn, Gregg Henry, Josh Brolin

¡¡¡¡Santo cielo, mis peores temores se han hecho realidad!!!! Cuando la todopoderosa Disney compró Marvel –recordemos, la editorial de cómics más adulta del mundo, aquella que consiguió humanizar a los superhéroes dándoles problemas de gente normal, enfrentándolos a la cruda realidad…- temblé: ahora la máquina Disney de hacer dinero transformará la inteligencia e ironía de Spiderman en tontuna adolescente, los problemas de alcoholismo de Iron Man en pequeñas depresiones sin importancia … preveía una verdadera hecatombe. Al principio no ha sido así, ya que la llegada de “Los Vengadores” a la gran pantalla tengo que confesar que me gustó –con sus matices…- pero en general la calidad de las películas basadas en superhéroes Marvel ha caído en picado –ahí tenemos “Iron man 2”, “Iron Man 3”, “Thor 2”… auténticos desastres-.
 
Es cierto que salvo por la presencia del semidios Thanos, todo el universo Marvel de “Guardianes de la Galaxia” siempre me ha importado un bledo, y que era una concesión al público adolescente más temprano a la hora de vender cómics a lectores más jóvenes. No obstante, algunas historias de estos singulares personajes tenían su gracia –más que nada por la pericia del excelso plantel de artistas gráficos-. Pero la película resulta una especie de refrito vitaminado de personajes Disney pasados por un baño de esteroides y convertidos en superhéroes que ni ellos mismos se creen.

En esta bizarra galería de personajes es como si viéramos a los árboles parlantes de “Blancanieves” convertidos en héroes, como si a “Bambi” (o mejor, a Tapón) le hubieran dado una pistola (es cierto, es un mapache, pero vamos… el primo hermano de los personajes Disney de toda la vida…), a “Pocahontas” teñida de verde con dos cuchillos en las manos, y a su novio John Smith sacando pecho diciendo que es el más chulo de la galaxia (aunque por las pocas luces, más bien sería el Gastón de “La Bella y la Bestia”). O sea que Marvel casi no está por ningún sitio, únicamente para poner el nombre en el cartel e intentar atraer a un público más adulto, porque el de los peques ya lo tienen asegurado con este producto, que seguro que tendrá una correlación en un brutal merchandising a todos los niveles, y por supuesto sus correspondientes atracciones en los parques Disney, no faltaba más. El tratamiento habitual de la compañía de Mickey Mouse, vamos...
¿Argumento? Creo que ni se lo plantean: sencillamente reúnen a los personajes en una nave y los hacen recorrer la galaxia (claro, cómo no) envueltos en explosiones, tiros, frases y chascarrillos graciosos y divertidos (lo siento pero no esbocé ni una sola sonrisa…) y muchos, muchos, muchísimos efectos especiales. O sea, un divertimento bastante vacío, insulso y sin sustancia, únicamente hecho para consumir refrescos y palomitas. Punto final.

Me parece lícito hacer este tipo de cine, sobre todo porque tiene su público objetivo que lo disfruta de lo lindo. Pero ponerle el marchamo de “Marvel” y encima compararlo con Los Vengadores (recordemos, uno de los más complejos grupo de superhéroes jamás creados entre los que hay un alcohólico -Iron Man-, un hombre fuera de su tiempo, amargado -Capitán América-, una bruja que ha vivido el racismo -Bruja escarlata- y que encima se casa con un robot -La visión-…) es ya un completo despropósito. Deberían haberla vendido como lo que en realidad es: una película de dibujos animados hecha por personajes “reales” (si es que se les puede llamar así, en toda su expresión…) con muchos tiros, explosiones, lásers, y guasita (supuestamente cómplice, que en realidad no lo es).
Deberíamos entonar una plegaria por el alma de Marvel, que ya ha sido completamente devorada por la Disney. La mutación se ha completado y ya no queda casi nada del espíritu original. La que nos espera…

TRAILER


No hay comentarios: