James Cameron explica por qué no se involucró en 'Terminator: Genisys'

El 26 de octubre se cumplen 30 años del estreno de 'Terminator', la película que llevó a James Cameron a la cumbre, y cuya historia se ha reescrito en una nueva trilogía que comenzará en 2015 con el estreno de 'Terminator Genisys'. Durante la celebración del aniversario en Los Angeles, Deadline tuvo la oportunidad de hablar con el director sobre su participación en este atípico reboot.

James Cameron con Schwarzenegger

"No estaba interesado en producirla ni en trabajar en ella activamente, pero quería dejar a Arnold (Schwarzenegger) en buen lugar", comentaba Cameron, "me gustaría señalar que la capa exterior del Terminator no es sintética, es orgánica y, por lo tanto, puede envejecer. En teoría, se puede tener un Terminator al que se le haya mandado al pasado, que fallase en su misión, y se haya quedado viviendo en la sociedad como uno más. Porque es una máquina capaz de aprender, su cerebro es un procesador, y puede hacerse cada vez más humano y no ser descubierto nunca".

A pesar de que Cameron leyó el guión de 'Genisys' antes de que empezase el rodaje, no ha querido opinar sobre qué le parece. "No es mi problema, ahí es donde reside la belleza de todo esto", aclaraba el ganador del Oscar, "es como cuando eres abuelo y te traen a tus nietos para que se queden a dormir y al día siguiente los devuelves a sus padres. Creo que las cadenas se rompieron entre las películas. Cuando huí de esta cinta es porque no quería involucrarme emocionalmente en ella. Si no es buena no me lo tomaré como algo personal".

Pocas ideas originales


Además de hablar de 'Terminator,' Cameron también quiso darle un tirón de orejas a los estudios de Hollywood. "Las ideas originales son muy raras en el producción de masas" se lamentaba, "esto es por la forma en la que los estudios toman las decisiones, que está basada en el miedo. Tienen más miedo de hacer una película que de no hacerla. Cuando ven al tío marchándose por la calle y se sienten estúpidos, es cuando deciden que deben hacer la película. No es lo mismo 'quiero hacer esta película' que 'creo en esta película'". Esto debió sucederles a los productores de Orion cuando vieron a Cameron marcharse con el guión de 'Terminator', pues según cuenta, noventa y nueve personas le dijeron que "no" hasta que la número 100 dijo "sí".

No hay comentarios: