Matthew McConaughey defiende las comedias románticas

La carrera de Matthew McConaughey sólo se puede describir con una palabra, "McConaissance", la mezcla entre su apellido y "Renaissance", pues eso es lo que ha sido, un renacimiento. Después de pasar años sin parecer por la gran pantalla el texano volvió, ganó un Oscar y se hizo con el respeto de todos aquellos que pensaban que un actor de comedias románticas no podía aspirar a más.

Matthew McConaughey con su Oscar

Ahora, su nombre está ligado a proyectos de Martin Scorsese o Christopher Nolan y lidera la revolución de las series televisivas con el personaje de Rust Cohle en 'True Detective', sin embargo nadie se olvida de sus inicios. La revista GQ ha entrevistado al actor y ha querido saber si se siente orgulloso de las comedias románticas que le lanzaron a la fama. "Absolutamente", respondía McConaughey, "No son sencillas. Lo que es complicado es hacer que parezcan fáciles. Ese tipo de películas son lo que son. Los críticos las desdeñan. Los mismos actores las desdeñan. Y de alguna manera lo entiendo, pero por otro lado es muy injusto. Se necesita cierto dinamismo para hacer que funcionen. Creo que yo les di ese dinamismo. Y algunas de las escenas son muy complicadas de rodar y hay que hacer que el tipo le eche huevos".

Además, el protagonista de 'Interstellar' se defiende aclarando que él mantuvo la masculinidad en sus personajes. "Muchas veces en las comedias románticas el hombre es castrado de alguna manera, es decir, que tiene que arrastrase y decir 'no soy nada sin ti, si no vuelves conmigo, no seré nada'. Pero yo siempre me preguntaba, ¿qué es lo que le gusta a la chica de este tipo?' y no me importaba pedir perdón y grabar la escena otra vez. Pero tenía que volver a hacerlo con integridad, aunque sea yendo en un ciclomotor con un velo en la cabeza". Y añadía: "mira, me da igual que pienses que durante ese tiempo iba a la deriva. Yo hice mi trabajo".

"Me sentí como Ron"


En la entrevista, que no tiene desperdicio, GQ también le pregunta sobre su papel en 'Dallas Buyers Club' y la opinión de que hay actores que pierden peso para intentar legitimarse. "Tienes que entenderlo", explicaba McConaughey, "para un actor no es una simulación. No fue una decisión inteligente que yo decidí tomar. Fue una necesidad para el papel, un decisión clara, 'si no parezco que estoy a punto de morir, no creerás que tengo VIH'. Punto.(...) Me sentí como Ron (el personaje) y eso no pasa muy a menudo." El periodista también le recordó su necesidad de parecer siempre atractivo en todas sus películas y si el poco atractivo de Ron Woodroof ayudó a dejar de lado su vanidad. "No lo sé. Soy vanidoso. Creo que la vanidad es algo bueno. Ha hecho más cosas buenas por mí, que malas. En este caso, me hubiese sentido avergonzado si no hubiese llegado donde llegué. Esa fue mi vanidad, no preguntarme a dónde se habían ido mis músculos".

No hay comentarios: