El Gobierno de España decide bajar por fin el IVA cultural del 21 al 10%

En verano de 2012 comenzaba una batalla encarnizada entre el Gobierno y el sector del cine, después de que decidieran subir el IVA cultural al 21%. Los precios de las entradas de cine, teatro y demás espectáculos se vieron resentidos con uno de los impuestos a la cultura más altos de toda Europa.



Desde ese momento, empresarios, actores, directores, espectadores y demás personas afectadas por esta medida iniciaron una protesta masiva, asegurando que era como poner otro clavo en el ataúd de industrias ya afectadas por la crisis, como la cinematográfica. En 2013, la asistencia al cine cayó un 30%, la recaudación bruta un 16% y la neta un 22%.

Pero parece que esta lucha está cerca de su final. Según informa ABC, el Gobierno considera que la actual "mejoría económica" del país les permite volver a poner sobre la mesa una reducción del IVA cultural, que pasaría del 21 al 10%. No es el 8% que tenía antes, pero al menos es un paso para acortar diferencias con este sector, tan crítico con el Gobierno de Rajoy, y mostrar que sí tienen intención de no dejar perecer a la industria del Séptimo Arte, aunque sea muy entre comillas. Según datos de Hacienda, el cambio solo supondría unos 200 millones de euros para el Estado, aunque ya sacaron bastante gracias a los buenos datos del cine español el año pasado.

Con las elecciones en el horizonte


La gran incógnita es cuándo anunciará Mariano Rajoy la llegada de la rebaja. Parece que, según informa ABC, Cristóbal Montoro ya lo tenía listo para que el presidente lo anunciara en el Debate sobre el Estado de la Nación, pero no fue así. 

No hay comentarios: