La visita: A pesar de todo, funciona

La visita
Director
Guión
M. Night Shyamalan
Fotografía
Maryse Alberti
Reparto
Olivia DeJongeEd OxenbouldDeanna DunaganPeter McRobbieKathryn Hahn,Celia Keenan-BolgerSamuel StricklenPatch Darragh
Me he resistido lo mío a darle una nueva oportunidad a Shyamalan, porque me ha engañado ya demasiadas veces. No voy a recordar las excelencias de "El Sexto sentido", "Señales" o "El bosque", pero lo que si voy a recordar es la mierda que son películas como "Airbender", "El Incidente" o "After Earth". La gran esperanza del cine norteamericano de género, el gran narrador que al parecer iba a ser el nuevo Hitchcock fue paulatinamente cayendo en la espiral de la comercialidad impuesta por los grandes estudios, y su talento -si es que alguna vez lo hubo- quedó reducido a un pálido reflejo de lo que fue.

Aún así, hay que reconocer que en (casi) todas las películas de este director hay una brillante realización, momentos de gran emotividad y lo mejor, por lo menos un planteamiento sugerente que es capaz de hacerte reaccionar. Incluso el fiasco de "El Incidente" tenía un arranque espectacular, aunque luego quedara en agua de borrajas.

La película que nos ocupa desde luego no es perfecta, y tiene muchos, muchísimos fallos: desde la elección del tono documental (al estilo de The Blair Witch Project) a las (muchas) trampas que tiene el guión y que se ven venir desde el principio. Pero señores, el caso es que todos estos fallos llegan a obviarse, porque en el contexto general resulta que todo funciona. Funciona el guión, funcionan los sustos, funcionan la dirección de actores, y lo que es mejor -y echábamos en falta en este director- funciona la narrativa.

Si hay algo que caracteriza a Shyamalan son los sencillos planteamientos de sus películas, que poco a poco se van retorciendo hasta hacernos darnos cuenta de que en realidad la historia que se nos quiere contar es otra de la que esperábamos en un principio: resulta que los dos particulares hijos de una divorciada (el niño, un rapero blanco de Philadelphia con obsesión por la limpieza y los gérmenes y muy poquísima vergüenza, la niña una aspirante a directora de cine que quiere hacer un documental de su propia madre como terapia...) van a conocer a sus abuelos, después de muchos años. De manera que su madre los manda a la granja familiar, que está en medio de la nieve, y allí los niños tendrán que estar una semana...

Lo que sería un dulce reencuentro entre unos abuelos y sus nietos arranca precisamente así, pero paulatinamente se van complicando las cosas hasta llegar a un punto realmente sorprendente, casi de pesadilla, donde los niños se van a encontrar situaciones de lo más surrealistas y tendrán que salir de ellas. Quizás el elemento que Shyamalan debería haber controlado más es el humor, ya que aunque hay momento que funciona, otras veces no pega ni con cola en la estructura de la historia. Un elemento que siempre ha estado presente en la filmografía de este inclasificable realizador, es su capacidad para dirigir niños -como lo hizo en "El Sexto Sentido"- y aquí su talento sigue realmente perfecto, ya que es capaz de sacar lo mejor de los dos niños protagonistas, en toda su extensión.

De acuerdo, no es una película perfecta. De acuerdo, es muy tramposa, y todo está hecho desde el minuto uno para sorprendernos en los momentos críticos, y de acuerdo, lo ves venir todo de lejos. Pero a pesar de todo, el film funciona. Por ello le perdono todas las trampas, y parece que este director se ha despertado del letargo creativo y de calidad que ha tenido estos últimos años y se le ve con capacidad de volver a hacer películas interesantes, añadiendo elementos novedosos al género del terror-suspense-fantasía, a ver si sigue por esta línea.

TRAILER

No hay comentarios: