Un día perfecto: De todo menos perfecta

Un día Perfecto
Director
Guión
Fernando León de Aranoa (Novela: Paula Farias)
Música
Arnau Bataller
Fotografía
Alex Catalán
Reparto
Tim RobbinsBenicio del ToroOlga KurylenkoMélanie ThierryFedja StukanEldar ResidovicSergi López

Al final no he podido resistirme a la curiosidad, y finalmente he ido a verla (igual que me pasó con "Amador", la anterior película de este director). Lo he hecho en parte porque tiene películas como "Familia", "Barrio" o "Los lunes al sol" que me han gustado y por otra parte, porque cualquier director español se merece no una, sino mil oportunidades, tal y como está el patio a la hora de hacer cine en nuestro país. Y si encima cuentas en el reparto con Benicio del Toro y con Tim Robbins, pues todavía más.

Pero lo peor es que mis sospechas se han visto no solo igualadas, sino superadas. Si en principio la historia me parecía poco interesante, a los cinco minutos de estar sentado en la sala todo me importaba un pimiento. No empatizaba con los personajes, no me hacían gracia los continuos chistes en los momentos más dramáticos, no me creía las situaciones que planteaba (por muy basadas en hechos reales que hayan sido), vamos, que no me interesaba absolutamente de lo que estaba pasando -ni me importaba lo que fuera a pasar- y lo que es peor: me aburría como una ostra.

En pleno conflicto de los balcanes, un grupo de trabajadores de una ONG quiere sacar un cadáver que han tirado a un pozo para que el agua se pudra y así fastidiar a un pueblo en su abastecimiento. A partir de esa premisa, poder conseguir una simple cuerda para tirar del cuerpo va a ser una odisea casi ininteligible y un sin razón permanente, entendiendo que en la guerra el verdadero terror viene de la imposibilidad de la razón.

Los impecables trabajos de Del Toro y de Robbins quedan empañados por unos diálogos realmente rimbombantes, que intentan a cada plano ser ingeniosos y en el caso del personaje de Robbins (que se llama "B"), de hacer gracia a cada momento. Está claro que el humor, en este momento, no es el punto fuerte de Fernando León (a pesar de haber sido el autor del eficaz guión de "Cha, cha, chá", una buena comedia de Antonio del Real). Me da la impresión de que en este film ha buscado en cada plano la aprobación del público, intentando demostrar su ingenio y su capacidad para hacer cine, y eso no suele funcionar en el cine: hay que dejar que sea el espectador el que decida si le gusta o no le gusta la historia, si entra o no entra en el juego o si los chistes tienen gracia.

Eso me lleva a otra segunda reflexión: ¿estamos ante una comedia? Si es así, no se me ocurre peor sitio para ubicarla que una guerra. ¿Estamos ante un drama? Pues desde luego, para ser drama los chistecitos e ironías de algunas situaciones (y personajes, no olvidemos a "B" -Tim Robbins- empeñado a hacer gracietas a cada plano...) no tienen ninguna gracia. ¿Acaso quiere realizar una denuncia social? Pues para hacerlo con tono de comedia ya existen realizadores como Hal Hartley o Petter Cattaneo que han logrado un gran equilibrio en este sentido, y que desde luego no tiene nada que ver con lo que hemos visto aquí. Es por ello que "Un día perfecto" intenta ser todo lo anterior.... y no es nada. Queda en tierra de nadie. Ni resulta interesante para aquellos a los que le interesa el cine social, ni es interesante como drama, y por supuesto, maldita la gracia que tiene como comedia.

Hay que reconocer que la historia tiene situaciones donde hay cierta "poesía": lo pongo entrecomillado por la grandeza del ser humano que puede aparecer en los momentos más inesperados, y que se asoma en alguna secuencia con el niño que el grupo de cooperantes llega a acoger en su círculo. Pero por lo demás, otro tiro errado de Fernando León, que ya creo que no sabe a qué carta quedarse y lo que es peor, cómo acertar en esto que se llama el cine.

TRAILER

No hay comentarios: