David Lynch rechazó dirigir "El Retorno del Jedi"

A solo mes y medio para que se estrene 'El despertar de la fuerza', la saga creada por George Lucas es parte del día a día. Pero el mundo podría haber sido muy diferente. Todo podría haber cambiado en un instante, justo en el que Lucas le ofreció a David Lynch dirigir 'El retorno del Jedi'

El director de 'Terciopelo Azul', 'Twin Peaks' y 'Mulholland Drive' lo contó hace unos años en un encuentro en Nueva York, y admitió que tenía "prácticamente ningún interés". Lynch dejó claro que admiraba mucho a Lucas, porque ambos hacen lo que aman: "la diferencia es que lo que George ama genera miles de millones de dólares". David no puede quejarse, y más después del piquito que se habrá sacado con el acuerdo con Showtime para dirigir el regreso de 'Twin Peaks'. Pero claro, no se puede comparar con la saga más rentable de la historia del cine.
El director de 'Corazón salvaje' y 'Cabeza borradora' tampoco entendió la proposición de Lucas, pero sintió que al menos le debía una visita respetuosa para rechazarla. Para encontrarse con él, cuenta: "Tuve que ir a un edificio de Los Angeles, me dieron una tarjeta de crédito especial, unas llaves especiales, y un mapa. Después me fui al aeropuerto, subí a un avión, y al llegar al destino había un coche esperándome. Llegué al lugar, y entré en una oficina y ahí estaba George".
Lynch ha llegado a confesar que la experiencia de encontrarse con George Lucas le dio un poco de dolor de cabeza"Bajamos unas escaleras y me enseñó unas cosas llamadas Wookie, y el dolor de cabeza se incrementó. Había muchos animales y cosas diferentes. Después me llevó en su Ferrari a comer. (...) Fuimos a un restaurante, y no es que tenga nada en contra de las ensaladas, pero no había otra cosa". Así es como dos de los hombres más importantes del Hollywood de los 80 decidían qué hacer con el episodio VI de 'Star Wars'. 

¿Por qué lo rechazó?

Obviamente, Lynch se lo pensó. Antes de irse a casa (algo que confiesa que estaba deseando), incluso llamó a su agente desde una cabina. "Le dije que no había manera de que yo hiciera eso. Y él me dijo que me calmara, que no tenía por qué hacerlo". Al día siguiente, un agradecido Lynch llamó a Lucas y le dijo que él debería dirigirla, que era su película. "Es su película, él inventó todo, pero no le encanta dirigir". Al final el elegido fue Richard Marquand.
Justo después de rechazar la oportunidad, Lynch llamó a su abogado para darle la noticia. "Acabas de perder millones de dólares", fue su respuesta. "Pero no pasada nada", piensa Lynch. Desde luego, su carrera habría dado un giro de 180º... o podría haberse acabado, ya que, como posiblemente él mismo intuyó, ese rodaje habría sido un auténtico desastre. 

No hay comentarios: