Spectre: Tenemos Bond para rato

Spectre

Director
Guión
John Logan, Neal Purvis, Robert Wade, Jez Butterworth (Personajes: Ian Fleming)
Música
Thomas Newman
Fotografía
Hoyte van Hoytema
Reparto


Daniel CraigChristoph WaltzLéa SeydouxRalph FiennesMonica Bellucci,Naomie HarrisRory KinnearBen WhishawDave BautistaAndrew ScottJesper ChristensenStephanie Sigman

Hablar de la nueva película de Bond no es nada fácil por varios motivos: el primero de ellos es no destripar un complejo argumento donde se desentrañan buena parte de los secretos mejor guardados de la biografía de 007 (el turbio origen de su biografía, que siempre se ha evitado, entre otras cosas). El segundo es no saber muy bien a qué carta quedarse, si elogiar el grandioso homenaje que la nueva película de Mendes realiza la saga, o bien criticar una cierta alteración de la fórmula, tanto de la clásica manera de otras películas de franquicia, como de la rupturista tendencia a todas las películas protagonizadas por Daniel Craig (que se alejaba de la inocua ironía que caracterizaba a la época Brosnan), ya que ahora Bond es un sicario cruel, salvaje, brutal, que tiene poco del refinamiento del mejor agente secreto del mundo.

Como amante de toda la saga, y estudioso y, por qué no decirlo, friky de la materia (que llega incluso a tener una colección de coches en miniatura de 007), confieso que estaba deseando de ver la película número 24 de las aventuras de James Bond; una película que es la más grandiosa de toda la franquicia del personaje creado por las novelas de Ian Fleming, que homenajea todos y cada uno de los elementos clásicos del universo bondiano, y que incluso va más allá (entroncando así con "Skyfall", la película nº 23). Por ello, el espectador recibirá ración extra del universo 007, estando muy presentes desde los "gagdets" propios del agente secreto -y entre los que están un espectacular coche Aston Martin último modelo realizado expresamente para esta película, con sus clásicas sorpresas, o un reloj Omega, en claro homenaje al Rolex que llevaba en "Goldfinger"...- las secuencias clásicas de la saga -como una impresionante pelea en un tren, heredera directa de "La espía que me amó" o "Desde Rusia con amor"- hasta los archienemigos -incluido un sicario (Dave Batista, impresionante, porque para hacerle sombra al musculoso Craig tenía que serlo...) que entronca con los más peligrosos matones al estilo "Tiburón" (mandíbulas de acero)-, o por supuesto, las más seductoras y bellas mujeres que serán seducidas por la arrolladora personalidad del espía. Y claro, sin olvidar a la archienemiga organización mundial terrorista que da nombre a la película, con todo lo que ello conlleva...

En cuanto al propio Bond, hay que reconocer que existe una notable evolución entre el primer film protagonizado por Craig -"Casino Royale"-, hasta el que nos ocupa, y donde ya existe un mayor refinamiento en el registro del personaje, entre otras cosas con un espectacular buen muestrario de impecables trajes de Tom Ford. No obstante, parece que estemos en una encrucijada de la saga por varios motivos: el primero es que vencen los derechos de Metro Goldwyn Mayer sobre el personaje, y hay indicios en que será Warner quien vuelva a retomarlos, propiciando seguramente un "reboot" de la saga. Por otra parte, parece que ésta puede ser la última película de Daniel Craig en la piel de 007 -el actor británico ha llegado a confesar su cansancio con el personaje, teniendo además 47 años, el Bond más viejo de toda la saga clásica (si excluimos a Roger Moore , que lo llegó a interpretar con 58 años y la apócrifa "Nunca digas nunca jamás", en la que Sean Connery tenía 53)...- y que ya hay nombres como los de Michael Fassbender, Henry Cavill, Tom Hardy, Orlando Bloom, William Hill -sería el primer James Bond pelirrojo-, e incluso Idris Elba -en una enorme pirueta, sería el primer James Bond negro- sonando para sustituir a Craig.

Con toda esta reflexión, queda por preguntarse si existirá una continuidad argumental a la planteada por "Spectre" (siendo las siglas originales en inglés de SPecial Executive for Counter-intelligence, Terrorism, Revenge and Extortion; en español SPECTRA: Ejecutivo Especial para Contraespionaje, Terrorismo, Venganza y Extorsión), que ha sentado las bases para nuevas aventuras de 007, o bien los derroteros de la saga irán por otra parte. De todas formas hay que reconocer que ya se ha definido una nueva idiosincrasia frente a otras franquicias como "Misión Imposible" o la saga Bourne, retomando y actualizando además los elementos clásicos de estas películas -como la famosa secuencia de Bond caminando mientras lo apuntan, o los títulos de crédito iniciales, en este caso con la canción de Sam Smith "Writing's on the Wall"-.

"Spectra" continúa prácticamente en el mismo sitio donde acabó "Skyfall", en la que un Bond está investigando la pista que la antigua "M" -Judi Dench- le ha dejado, viajando hasta México para encontrar a un misterioso personaje a través del que comenzará a tirar de una misteriosa organización cuyo emblema es un pulpo (por cierto, que el arranque de la aventura inicial es el más vertiginoso de toda la saga, con una secuencia en helicóptero que ríete de cualquier montaña rusa...). A partir de ahí 007 tendrá que enfrentarse no solo con su investigación, sino con el mismo desmantelamiento del programa doble cero por parte del Gobierno Británico, llegando incluso a afectar al nuevo "M" -impresionante Ralph Fiennes-, a "Q" -el intendente de logística interpretado con gran acierto por Ben Whishaw, en un interesante giro de tuerca al personaje- y por supuesto, a la nueva Srta. Monnypenny...

Mendes hace gala de una impresionante maestría en las secuencias de acción, que están ejemplarmente rodadas, así como de la inclusión de un sentido del humor hasta ahora casi inédito en las películas de Bond protagonizadas por Daniel Craig -y que la verdad se echaban de menos, sobre todo en la cave de Connery o de Brosnan y sin llegar a la parodia gruesa de Moore...-. Por lo demás, "Spectre" es un enorme homenaje a toda la saga que todos los amantes de Bond disfrutarán de lo lindo, revitalizando las claves de un agente secreto que parece estar más vivo que nunca, y que ha sobrevivido no solo a la Guerra Fría, a los conflictos en Irán, Afganistán, la caída del muro de Berlín, los atentados yihadístas... sino también al ciberterrorismo. Es cierto que quizás le sobre algo de metraje, y que a veces resulta ser demasiado grandilocuente y trascendental -cuando este tipo de películas tienen más de divertimento irreal, clave que también está presente...- pero aún así y sin ser una película perfecta ni en términos generales, ni dentro de la saga, es muy disfrutable tanto por los amantes de 007 como por los neófitos que se encuentren con esta trepidante aventura, conteniendo todas y cada una de las claves del personaje.

Aunque epílogo de "Spectre" suene a conclusión, se deja un gran camino abierto para el continuismo de las aventuras de Bond, ya que están montados -y sólidamente entretejidos- todos los andamios para seguir adelante, con Craig o sin Craig. Vamos, que tenemos 007 para rato y o mucho me equivoco, o aunque cambien al protagonista, todavía nos queda mucho por ver de "M", de "Q", de Monnypenny...y de "Spectra", un nudo gordiano del personaje que de una manera u otra siempre ha estado presente en la vida de James Bond y que tan bien se ha recuperado para la saga.

TRAILER



No hay comentarios: