Kong, Isla Calavera: A veces las fórmulas solo funcionan a medias

Kong, Isla Calavera
Director
Guion
Dan Gilroy, Max Borenstein, Derek Connolly (Historia: John Gatins)
Música
Henry Jackman
Fotografía
Larry Fong
Reparto
,
Un buen día vamos a un restaurante, y disfrutamos de un plato exquisito. Mientras que lo paladeamos, intentamos adivinar cuáles son los ingredientes, cómo están cocinados; nos fijamos en la presentación, en el vino (o bebida) que tomamos... e intentamos memorizarlo todo para cuando estemos en casa e intentemos replicar esa combinación mágica que nos ha hecho felices. Es lo mismo que sentimos la primera vez que besamos a la persona que nos gusta; intentamos recordar el momento, la situación... e intentamos replicarlo indefinidamente. Pero ¿qué pasa? Pues que lamentablemente, las cosas, una vez que la has experimentado, pierden parte de su encanto. Aunque consiguiéramos replicar con total perfección el mismo ambiente, la música, las velas, incluso la ropa... el primer beso ya no podrá vivirse de nuevo. Aunque compremos los mismos ingredientes de ese delicioso plato, nos veamos mil tutoriales en youtube, o incluso aunque sobornáramos al cocinero que nos lo ha preparado para que nos diera la receta... no nos sabría igual; estaría bueno... pero ya no sería igual.

Pues eso es exactamente lo que pasa con esta nueva -y enésima...- película sobre la idea de Edgar Wallace sobre el mono gigante que vive reinando en una isla perdida. Claro que el elemento más importante de la historia -esto es, la visión de "La Bella y la Bestia", en la que la belleza de una mujer termina por anular el poder y la fuerza de la bestia, cuando se ve encadenada y llevada para ser exhibida como una atracción de feria- se elimina directamente de la historia, para primar exclusivamente por la parte de acción, por los enfrentamientos entre los humanos y la naturaleza más salvaje y brutal, ejemplificada por Kong, un gorila tan grande como  un rascacielos. En el aliño de este juguete ubicado en la mayor corriente comercial de Hollywood se han añadido elementos interesantes, como entresijos políticos para conseguir financiación al viaje, ubicarlo justo al final de la Guerra de Vietnam -mandando  a un grupo de soldados para ayudar a los científicos que van al viaje...-. Y bueno, no es que sea la mayor bazofia que los estudios hayan vomitado -a mí personalmente me entretuvo más que la versión de Peter Jackson de 2005, ¡¡¡de más de tres horas de duración!!!-  pero tampoco va a figurar en el libro de honor de la historia del cine.

Haciendo honor a la verdad, el arranque del film es brioso, con buen ritmo y bien dirigido y articulado hasta el primer enfrentamiento de la expedición científico-militar con el gran Kong, pero a partir de ahí todo decae bastante -incluido un guión plagado de incongruencias que intentan que olvidemos con apabullantes secuencias de acción con muchas explosiones y una banda sonora atronadora, que todo sea dicho, no está mal- hasta llegar a un final realmente espectacular que hace pensar -ay- una segunda parte...

Lo que es verdad es que han echado toda la carne en el asador: varios de los actores de moda -tres de ellos, Samuel L. Jackson, Tom Hiddleston y Brie Larson (la próxima Capitana Marvel) pertenecientes a la franquicia Marvel/Disney de "Los Vengadores", nada menos...-, efectos especiales impresionantes, una promoción de lujo...todo muy bien cuidado para replicar el éxito de las anteriores versiones. Y es cierto que de alguna forma, consiguen hacer un producto atractivo, con momentos acertados, pero todo está ya tan manido, estamos tan resabiados con esta historia, que aunque los primeros bocados puedan resultar agradables, al tragarlos hay un regusto rancio en todo.

A veces merece la pena idearse otra fórmula para que las cosas funcionen de verdad. 

TRAILER

No hay comentarios: