Logan: Adiós Lobezno... Hola Hugh

Logan

Director
Guion
Scott Frank, James Mangold, Michael Green (Historia: James Mangold)
Música
Marco Beltrami
Fotografía
John Mathieson
Reparto
,
Hay veces en las que un actor parece tan marcado por su personaje... que es casi imposible zafarse de él. Pero dos de esos actores, que indeleblemente han visto su carrera profesional influenciada durante 20 años (ahí es nada) por dos superhéroes mutantes (esto es, Patrick Stewart por el Profesor Charles Xavier, líder de los X-men y por supuesto, Hugh Jackman por Lobezno, el mutante con factor de curación infinito y esqueleto y garras indestructibles de adamantium...) han decidido echar el cierre y ser ellos mismos a partir de ahora. No lo van a tener fácil, pero su cambio de rumbo ha sido no solo acertado, sino trufado de toda la épica que los dos personajes merecen. Una visión crepuscular, reflexiva, amarga e incluso cruel. Un broche de oro con sabor agridulce.

Antes que nada, decir que los puristas del cómic (como yo) se tienen que olvidar que "Logan" se base en el maravilloso trabajo en viñetas de Mark Millar y Steve McNiven "Old Man Logan", aunque comparta algunos elementos como que ahora vemos a un lobezno envejecido y con un factor de curación mermado (algo que no se explica demasiado, y debería... ¿no lo cura todo?¿no evita que lobezno evejezca?) y que nos hallamos en un futuro distópico no demasiado agradable. Para parchear argumentalmente el resto de la historia se toman elementos de "X-23" (la creación de un clon femenino de lobezno...) y el arco argumental de los cosechadores. Lo cierto es que todo en la coctelera no queda mal... aunque en algunos momentos resulta algo incoherente.

Luego tenemos que acotar algo importante: aunque se trate de Marvel (y ahora Marvel pertenece a Disney...), hay que distanciarse de la tendencia familiar de Paramount (licenciataria cinematográfica de las sagas de Iron Man, Capitán América, Vengadores, Spiderman, etc.), ya que 20th Century Fox (la licenciataria cinematográfica de los Xmen, Deadpool, etc.) apuesta más por un cine adulto, que no evita la truculencia, el sexo o temas mucho más adultos. Bueno, pues este "Logan" es probablemente una de las películas más adultas en cuanto a violencia se refiere; y no hablamos solo del propio Lobezno -y aquí se harta a matar gente dando los zarpazos más crueles que pueda imaginarse- sino de su propia hija genética, Laura (o X-23, ya que es un producto de laboratorio que tiene toda la fiereza de su original genética, así como garras y otros elementos adicionales igual o más mortales aún). Ojo, que estamos ante una película sangrienta y cruel como el infierno. Tonterías, ningunas.

El problema de esta película es que el director, James Mangold, da para lo que da: su carrera -a excepción del "remake" de "Yuma" con Russell Crowe y Christian Bale- es bastante mediocre (incluso penosa a veces) y su anterior acercamiento al personaje mutante de Lobezno no es que fuera un dechado de virtudes. Es más, creo que la historia "Frankenstein" que ha confeccionado para éste "Logan" con fragmentos de varios cómics no es que tampoco sea especialmente brillante. Lo que sucede es que ha tenido la suerte de contar con un presupuesto holgado (127 millones de dólares) dos estrellazas, que además son buenos actores (Stewart, Jackman) y encima, el casi debut cinematográfico de la niña hispano-británica Dafne Keen, que es casi lo mejor de la película, dando vida a la implacable Laura, una asesina infantil. No obstante, sería injusto no reconocer que existen momentos bastante lúcidos en el film, que consigue emocionar en muchos momentos. Pero sucede que las secuencias de acción, que deberían haber sido no sólo modélicas, sino antológicas (ojo, hablamos del fin de ciclo de Lobezno, uno de los superhéroes más importantes de Marvel), se quedan en manidas coreografías que no aportan nada a la saga. Ni al personaje. Ni a nada.

Con todo esto, cabe preguntarnos ¿Estamos ante una buena película? Pues yo diría que a ratos; hay momentos excelentes, brillantes, pero otros resultan demasiado sosos, demasiado lentos, demasiado pesados. Y lo que es peor, se hacen demasiadas concesiones argumentales que deberían haber estado mucho mejor explicitadas (en la ciencia ficción es imprescindible establecer desde el minuto uno todas las reglas para que todo encaje en la historia, si no, apaga y vámonos; por mucha voluntad que le pongamos, llega un momento en el que se nos queda cara de tontos intentando comprender o justificar una evolución del guión).

Como colofón del personaje, sinceramente me esperaba más, aunque hay que reconocer que algunas ideas (y aquí me han dado de lleno, ya que utilizan "Raices Profundas", uno de mis westerns favoritos, como eje, parábola y punto de giro de la historia...) son excelentes. Pero Hugh Jackman, y lo que es más, Lobezno, se merecía una salida por la puerta grande, sin fisuras. Y aunque ha sido épica y emocionante, hay algunas grietas que hacen flojear la historia.  

TRAILER

No hay comentarios: