Valerian y la ciudad de los mil planetas: Tan alucinante como vacía

Valerian y la ciudad de los mil planetas
Director
Guion
Luc Besson (Cómic: Pierre Christin, Jean-Claude Mézières)
Música
Alexandre Desplat
Fotografía
Thierry Arbogast
Reparto
, , , , ,, , , , ,
Si hay un director en el cine francés actual que me siga interesando, es Luc Besson, aunque también me guste Jean-Pierre Jeunet. Ambos comparten el gusto por el desparrame visual, por los deslumbrantes efectos especiales, y por supuesto, por el cómic -igual que yo-.

Besson, que ya casi hizo una versión propia de este cómic de Mézières (Valerian y Laurentine) con "El Quinto Elemento" -e incluso George Lucas tuvo esta referencia para hacer su complejo universo de "Star Wars"...-, ahora bebe directamente de la fuente original para crear la adaptación de los famosos cómics (aunque a mí me resultan algo ñoños, como -casi- todos los cómics franceses, la verdad...). La combinación es ciertamente explosiva, ya que a la imaginación de Mézières, se une la de Besson, originando la que probablemente sea la más creativa y original visión de un universo que jamás haya visto en la gran pantalla. Ríete de Avatar -ese es casi uno de los mil mundos que verás aquí!!!-, ríete de Alien, de Star Trek... ahora todo están mezclados en este alucinante viaje en el que no solo hablamos de espacio, sino de tiempo -recordemos que Valerian según los cómics es un agente "espacio-temporal", cosa que aquí podemos ver- e incluso de dimensiones. Un impresionante viaje a una serie de realidades que llegan a sorprendernos casi en cada secuencia. Y te lo dice un aficionado irredento a la ciencia ficción, sea en el medio que sea -cómic, libro, película, serie, etc.-.

Valerian es un agente de la federación humana que tiene que solucionar numerosos problemas para mantener la paz intergaláctica y mantener un orden en el universo. Y en esas muchas misiones está acompañado de Laureline, una de las pocas mujeres que se han resistido a sus encantos amorosos, pero él está empeñado en conquistarla, sea como sea...

Si nos fijamos, Besson ya fusiló tanto la estética como el argumento de este cómic en "El quinto elemento" -esto es, el amor sobre todas las cosas, una pareja protagonista que al principio se repelen, pero que poco a poco se van gustando, los cientos de especies que conviven en frágil armonía...- y ahora no hace más que repetir con poco pulso y tino la misma fórmula. Lo que pasa es que aunque el argumento es bastante flojito y la dirección de actores llega a ser bochornosa -me da mucha pena el papel casi paródico que hace Clive Owen, con lo buen actor que es...- el despliegue visual y la imaginación en muchas de las situaciones que se plantea en la película -la parte del mercado interdimensional y la secuencia de acción allí, o el planeta paradisíaco estilo Avatar, son especialmente deslumbrantes...- te deja literalmente con la boca abierta y la mandíbula desencajada, como un dibujo animado de la Warner. Hay que reconocer que Besson recupera el tono infantil-adolescente que tiene el cómic y eso le resta bastante interés (al menos por mi parte). Eso sí, ese tipo de público estará encantado con esos "mil planetas" y "dos mil razas extraterrestres", una colección bastante original de monstruitos.

Por mucha imaginación que tengas, y aunque hayas visto el tráiler, las imágenes te van a dejar con las patas temblando y todo es tan colorido, tan sorprendente -en la mayoría de los casos-... que casi da igual lo torpe que haya sido el director con este proyecto, porque lo que vamos a ver es el despliegue visual y de efectos especiales que tiene la película, que tiene nacionalidad francesa -no norteamericana como algunos puedan pensar-. Siempre digo que el guión es lo más importante en una película, pero en este caso no es así: lo más importante son esos miles de mundos, planetas, extraterrestres y modos de vida que vamos a ver. Y lo que es más importante, con una coherencia y credibilidad -dentro de lo que vemos- absoluta. Eso es muy de agradecer, porque de otra forma habría sido un follón realmente incomprensible. Así que con esto es con lo que tenemos que quedarnos, porque del resto... mejor no hablar. Sencillamente, porque no hay nada de lo que hablar. 

TRAILER

No hay comentarios: