¡Shazam!: Superhéroe a los 15

¡Shazam!

Dirección
Guion
Henry Gayden, C.C. Beck, Bill Parker (Historia: Henry Gayden, Darren Lemke)
Música
Benjamin Wallfisch
Fotografía
Maxime Alexandre
Reparto


, , , , ,, , , , ,, , , , ,
DC lo está haciendo bien, al menos comercialmente: se ha dejado de cosas trascendentales y está apostando por la parodia. Es más, después del éxito de Aquaman, que pesar de ser una inmundicia realmente gorda, gorda, ha decidido quitarse definitivamente los complejos y apostar no solo por la parodia, sino por la autoparodia. Y ha sido un giro muy inteligente, borrando los complejos definitivamente.

Porque cuando uno ve una película de alguien con mallas, una ridícula capita blanca (con capucha, además) y sonrisa profidén, puede hacer dos cosas: o no entrar, o entrar. Como decía Einstein "tomarse la vida como si nada fuese un milagro o como si todo fuese un milagro", y en este caso, lo mejor es seguir el camino que desde DC han marcado de una manera meridiana: esto es una comedia infanto/adolescente, sin más vocación profunda que explicar un cómic, ubicado en las clásicas películas de instituto.

Es decir, si mezcláramos las connotaciones cómicas que Marvel ha tenido con "Deadpool" -que no para de reírse de todos los superhéroes, empezando por él mismo- y con el reboot de "Spiderman" -los vaivenes de un adolescente problemático en un instituto- tenemos perfectamente ubicado al personaje de Billy Batson, un huérfano que llega a una familia de acogida y un nuevo instituto, y que sin darse cuenta, resulta ser el elegido para convertirse en el campeón de una élite de magos que le dará fabulosos poderes al convertirse en la mejor versión de sí mismo cuando pronuncia la palabra mágica de "Shazam". Todo ese arco argumental centrado en la comedia que puede suponer darle a un niño de 15 años unos superpoderes propios de los dioses del olimpo (literalmente) resulta de lo más divertido, y está bien articulado (y no solo por ser tan poderoso, sino también por hacerse adulto de golpe, en clara referencia al "Big" de Penny Marshall). 

Argumentalmente, el film es el clásico producto de "primera película de superhéroes, con descubrimiento", donde se van desentrañando todos los poderes, contexto de la historia, etc. Pero lo divertido -y que desgraciadamente, se destripa bastante en el tráiler- es ver lo torpe que puede llegar a ser alguien cuando no maneja bien sus habilidades sobrehumanas -y aquí he recordado bastante al famoso "Héroe americano" televisivo, que se pegaba unos enormes castañazos en las paredes cuando intentaba volar, y que además también llevaba un traje rojo con capita pequeña...-. Pero lo interesante es que la complicidad que se intenta establecer con el espectador, aunque al principio pudiera resultar algo esperpéntica, finalmente se consigue. A mí me costó entrar en la historia -aunque en mi caso quizás haya sido porque conocía el cómic original y el tono no era precisamente este...- pero finalmente lo hice y me divertí, metiéndome en una especie de parque temático de superhéroes, donde lo importante es la diversión al estilo más clásico. Todo está muy planchado, etiquetado, formateado y envasado para que cumpla los criterios del consumo de este tipo de películas, aunque al tener una vocación adolescente, resulta demasiado simplona, y los personajes son algo esquemáticos, cuando no trazados con brocha demasiado gorda. Claro que ¿qué esperábamos?

Poco más hay que decir de una película cuyo mayor cualidad es la honestidad por encima de otras cosas: esto es lo que hay. Pero por lo menos está bien hecho, tiene un guión coherente (y no como el de Aquaman, que era verdaderamente vergonzoso) y los actores tienen su gracia (especialmente Zachary Levi, el superhéroe que va vestido de rojo con el rayo amarillo cruzándole el pecho). Aunque también existe cierta moralina en el film, exaltando con demasiada brocha gorda valores como la amistad y sobre todo la familia, encaja bien en el tono liviano de la película, y no supone ningún contratiempo para el disfrute que puede suponer este verdadero juguete tan hipertrofiado como la musculatura de este superhéroe, que por si no lo sabes, es tan o más poderoso que el mismísimo Supermán (y mejor me callo...).

TRAILER

No hay comentarios: