> Canal de Cine FEDERICO CASADO: Puñales por la espalda: Cluedo 2.0

Puñales por la espalda: Cluedo 2.0

Puñales por la espalda
Aunque se diga como un tópico aquello de "sabías lo que venías a ver", en esta ocasión está más que claro, desde el mismo cartel: es una especie de parodia/homenaje a todas esas películas de crímenes, detectives, sospechosos e intrigas, con el eje de referencia de la famosa Agatha Christie y por supuesto, todas las tramas imposibles que tan bien nos ofreciera durante décadas el genial Alfred Hitchcock. Todos los personajes además se describen como si fueran figuras de una especie de actualización del famoso juego de mesa Cluedo, solo que en el siglo XXI.

Además de todos esos reconocibles personajes, la película se toma la libertad de realizar una mordaz crítica a la actual Norteamérica, muy propia de la era Trump, en la que los inmigrantes tienen el doble de difícil integrarse en la sociedad de ese "primer mundo", que aunque resplandezca por su opulencia, tiene los mismos o peores vicios de las capas más deprimidas de otros países. Un verdadero muestrario de los pecados capitales, explotando a cada esquina y sin que podamos hacer prácticamente nada.

En este tablero, el juego comienza cuando un famoso y millonario novelista aparece muerto, supuestamente, después de haberse suicidado de una manera rocambolesca. Lógicamente, debido a la gran fortuna del personaje y todas las implicaciones que se originan por la herencia, empiezan a aparecer todos los familiares y personas relacionadas con el fallecido, incluyendo un misterioso e impertinente detective privado que ha sido contratado para investigar el caso...

El reparto verdaderamente estelar de la película -desde el mismísimo James Bond, Daniel Craig, al egregio Christopher Plummer, en plena forma, pasando por Chris Evans, que da un giro al honrado Capitán América o Jamie Lee Curtis, Don Johnson, Michael Shannon, Toni Collette e incluso la española Ana de Armas, integrada perfectamente- la dota de un empaque especial, y Ryan Johnson (uno de los obedientes artesanos llegados de la televisión para seguir la saga Disney/LucasFilm de Star Wars, la ignominiosa y aburrida "Los últimos Jedi") lo tiene muy fácil para hacer una película razonablemente interesante -aunque en el segundo acto se empantane un poco y esté a punto de caer en el aburrimiento-.

Pero lo más interesante sin lugar a dudas es su componente autoparódico, ridiculizando tanto los estamentos sociales más intocables (la familia, la fidelidad, el amor, los hijos, etc.) como cada uno de esos caracteres que harán todo lo que esté en su mano para salirse con la suya -y entre quienes también incluimos al detective que investiga el caso y ayuda a la policía, una especie de caricatura de Sherlock Holmes o Hercules Poirot, mucho menos glamuroso, y con el cachondeo adicional que sea nada más y nada menos que el mismísimo 007, el agente secreto más famoso del mundo-. 

Esta desquiciada trama de intrigas se va retorciendo de manera caprichosa -e inteligente- escalando un "crescendo" que aunque a ratos pudiera resultar poco creíble, tiene momentos realmente lúcidos y lo mejor, muy divertidos (insisto en el componente de divertimento, porque es la principal característica de la cinta, mucho más que intentar adivinar quién es el asesino/culpable -si es que lo hay- o quien es inocente. Hitchcock era un verdadero maestro en "engañarnos" con sus muchos recovecos y su refinada narrativa, y Johnson, sin ser ningún lumbreras -como ya ha demostrado- la verdad es que mantiene el ritmo y pulso para contar la historia, narrando de modo eficaz la evolución de la(s) trama(s).

Sin ser la octava maravilla del mundo, es una película funcional que cumple su función, en una especie de divertimento liviano que se trufa con diálogos punzantes y a ratos muy elocuentes y divertidos, y que se disfruta con una sonrisa cómplice por ver una versión 2.0 del famoso juego de mesa. Realmente tiene su gracia.

TRAILER


No hay comentarios: